Tiempos de cambio
Anterior

Ruth Ann Marshall, miembro del directorio de Regions Financial, hace una reflexión sobre su carrera ejecutiva y explica las tendencias que afectan a las mujeres y a las finanzas.

Ruth Ann Marshall no es una extraña en el mundo corporativo. Cuenta con una extensa y distinguida carrera ejecutiva que va desde IBM a MasterCard, donde supervisó todos los negocios de la compañía de pagos en América. Recientemente se incorporó a la junta directiva de Regions Financial y también se desempeña en los directorios de múltiples corporaciones reconocidas, inclusive ConAgra y Pella. Hablamos con Marshall acerca de las tendencias en las finanzas personales y en los desafíos laborales que deben afrontar las mujeres.

P: ¿Cuál fue su mejor trabajo a lo largo de los años y por qué?

Marshall: En realidad son dos. El primero fue en IBM, a principios de la década de 1990. Era gerente de sucursal en Mobile, Alabama, y estaba a cargo de administrar todos los aspectos de los negocios de IBM en mi región, desde realizarles un servicio a enormes computadores hasta asesorar a negocios, desde Pascagoula, Mississippi, hasta Tallahassee, Florida. Me encantó trabajar con los clientes e involucrarme en la comunidad. El segundo fue en Electronic Payment Services. Fui tentada a dejar IBM después de 18 años para pasar a ser presidente de una parte de un consorcio de compañías, un negocio de procesamiento de transacciones. La parte del trabajo que más me gustó fue cuando decidimos ingresar a la bolsa y yo me ocupé de llevar a cabo el proceso de diligencia debida, donde evaluamos una oferta pública inicial o la venta a otra compañía, que fue lo que terminamos haciendo. En ambas posiciones, tuve una gran responsabilidad y es en esas situaciones donde mejor me desempeño.

P: Como una de las mejores ex ejecutivas en la industria crediticia, debe haber pasado mucho tiempo analizando de qué forma las personas administran el dinero. ¿Lo están haciendo de una forma diferente en la actualidad?

Marshall: Sí. En primer lugar, no creo que los consumidores deseen endeudarse más en este momento. Por ejemplo, en 2008 y 2009, las transacciones con tarjeta de débito superaron a aquellas con tarjeta de crédito porque las personas querían asegurarse de que cuando paguen algo, ese dinero provenga de su cuenta de cheques y no se cree otro préstamo. Pero veo que actualmente las personas están observando la escasez de recursos, especialmente la escasez en los patrimonios, y buscan tener una vida más rica antes que una vida de ricos. Las personas están más dispuestas a gastar dinero en experiencias únicas antes que en bienes materiales. Y no creo que eso cambie en el futuro cercano. Mis padres nunca olvidaron las historias sobre la caída del mercado de acciones en 1929, donde había que pedir cupones y hacer filas para recibir un plato de sopa. Eso no se olvida fácilmente. Lleva décadas, toda una nueva generación.

"Veo que actualmente las personas están observando la escasez de recursos, especialmente la escasez en los patrimonios, y buscan tener una vida más rica antes que una vida de ricos". — Ruth Ann Marshall

P: ¿Las familias con activos netos elevados están viendo sus patrimonios con otros ojos que como lo hacían antes?

Marshall: Todos se vieron afectados por la crisis. Como formo parte de directorios, tengo la posibilidad de hablar con directores ejecutivos y directivos de empresas familiares. Veo que están muy focalizados en la administración de gastos y eso me resulta muy interesante, porque es justamente en lo que se centran las corporaciones en este momento. Al haber tanta incertidumbre respecto de qué puede hacer el gobierno y de quiénes pueden ingresar a los cargos electivos, veo que se destina mucho tiempo en los directorios hoy en día a reducir los gastos, en lugar de apuntalar el crecimiento. De la misma forma, creo que las familias de activos netos elevados están cuestionando el valor de los artículos de lujo, como una segunda o tercer vivienda, autos y la membresía a un club de campo.

P: ¿Observa que las mujeres y los hombres miran sus finanzas de forma diferente?

Marshall: Los hombres tienden a pensar más cuantitativamente y las mujeres normalmente responden a factores más relacionados con la calidad. Comentario aparte, estaba pensando en cómo juego al golf. Prefiero una entrenadora mujer porque, para mí, cuando analizo mi juego con profesionales hombres, ellos hablan de la velocidad del swing y el plano geométrico del palo de golf. Las entrenadoras mujeres con las que he trabajado hablan de doblar y girar la hebilla del cinturón por el sendero del carrito. Es una imagen con la que puedo establecer más relaciones.

En términos financieros, veo que más hombres hablan acerca de cuál fue la rentabilidad de sus inversiones en relación a una referencia o un índice, mientras que las mujeres están más concentradas en financiar su estilo de vida y en dejarles dinero a sus herederos.

P: Las investigaciones muestran que las brechas educativas y financieras entre los hombres y las mujeres se están achicando. Aun así, las mujeres siguen ocupando menos del 20 por ciento de los cargos ejecutivos sénior en los Estados Unidos. ¿Qué puede hacerse al respecto?

Marshall: Es impactante que casi 30 compañías de Fortune 500 no tengan ni una sola mujer en sus directorios. Pero hemos progresado mucho. En 1970, solo el 38 por ciento de la fuerza laboral estaba compuesta por mujeres. Ese número creció al 48 por ciento en 2011. El cuarenta por ciento de las esposas ganan más que sus esposos hoy en día. Lleva tiempo porque es un cambio cultural. Creo que podremos ver a más mujeres impulsando sus capacidades analíticas al tomar más clases de matemática y ciencias para poder obtener los tipos de trabajo que serán necesarios en el futuro y tenderán a ser mejor pagos. Y necesitamos una mayor orientación. A medida que ocupan más puestos de liderazgo, las mujeres deben trascender y mostrarse como modelos para las mujeres jóvenes y ser capaces de demostrar que el objetivo puede lograrse.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general en naturaleza y se brinda solo para fines informativos. Regions no hace declaración alguna en cuanto a la exactitud, integridad, puntualidad, idoneidad o validez de ninguna información presentada. No se debería confiar en o interpretar la información provista y los estados de cuenta realizados por los empleados de Regions como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions le recomienda consultar con un profesional para recibir asesoramiento aplicable a su situación específica.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias