Planificación patrimonial para familias ensambladas
Anterior

La planificación de patrimonio es importante para cualquier familia, pero lo es más para familias con cónyuges que han vuelto a casarse, hijos e hijastros.

Las familias estadounidenses se han vuelto cada vez más diversas, y complejas, en las últimas décadas. Las altas tasas de divorcio y segundos matrimonios han hecho que las familias ensambladas sean algo muy común en la sociedad de hoy.

Planificar una división de bienes puede ser un ejercicio difícil para cualquier familia. En familias ensambladas, esto es aun más cierto. Aquí veremos algunas de las consideraciones características que vienen con la planificación de patrimonio para familias ensambladas. Dado lo complicado desde el punto de vista emocional y logístico que esto puede ser, también consideraremos los beneficios de tener un asesor de confianza para ayudarlo a atravesar el proceso.

El ABC de la planificación de patrimonio

Antes de sumergirnos en las complejas cuestiones sobre planificación de patrimonio para familias ensambladas, comencemos con lo básico. Un plan de patrimonio debe incluir un testamento y posiblemente un fideicomiso, designaciones de beneficiarios, un poder duradero e instrucciones de voluntad. Tal vez lo más importante es que debe detallar quién recibirá su patrimonio, acciones, bonos, bienes raíces, fondos de jubilación, etc.; después de su fallecimiento.

"Cuanto antes comience con el plan de patrimonio, mejor", dice Hanni von Metzger, vicepresidente y asesora en fideicomiso en Regions Bank. "La belleza de un plan de patrimonio es que puede dejar todo por escrito, lo que evita las complicaciones y gastos legales más adelante".

Consideraciones especiales en familias ensambladas

En las familias ensambladas, la planificación de patrimonio puede ser más complicada. Por empezar, hay más "factores desencadenantes" que pueden llevar a revisiones en su plan de patrimonio. Los divorcios, nuevos matrimonios, nuevos hijos, hijastros y la llegada de los nietos son todas ocasiones para revisar su plan de patrimonio y asegurarse de que se cumplirán sus deseos.

Una consideración muy importante para las familias ensambladas es que cada cónyuge podría tener una visión distinta acerca de cómo tienen que dividirse los bienes. Si un cónyuge entra al matrimonio con muchos más bienes que el otro, ese cónyuge podría sentirse con el derecho a tener más decisión sobre la distribución de bienes. Y si cada socio tiene hijos de un matrimonio o matrimonios anteriores, las conversaciones sobre quién recibe qué pueden volverse polémicas rápidamente.

"Puede llegar a tener mucha carga emocional", dice von Metzger. "A veces los cónyuges pueden sentirse divididos entre el amor que tienen por su nuevo cónyuge y el amor que sienten por sus hijos". Los hijos incluso pueden sentirse obligados a influir en el proceso de toma de decisiones, dice.

Este choque de expectativas es la razón por la cual muchos jefes de familias ensambladas podrían querer evitar del todo esta conversación. Pero sin importar lo incómodo que es tener esta conversación ahora, será mucho más incómodo más adelante para su cónyuge sobreviviente e hijos.

De igual manera, si no hace la planificación, el gobierno la hará por usted, y sus bienes serán puestos bajo supervisión judicial. "Creo que el mejor regalo que puede dejarle a sus hijos y cónyuge es dejar todo organizado", dice von Metzger.

Abordar las conversaciones difíciles

En las conversaciones sobre planificación de patrimonio para familias ensambladas, von Metzger se reúne con los cónyuges juntos e individualmente para que ambos cónyuges puedan hacer escuchar sus deseos. "Discutimos cuál es su relación con sus hijos, y qué valores tienen en común. También discutimos las responsabilidades que van de la mano con ser un fiduciario", dice.

Estas conversaciones pueden llevar a motivos de preocupación comunes. "A veces un cónyuge pedirá que el cónyuge sobreviviente esté protegido, mientras que el capital esté a disposición de los hijos", dice von Metzger. Estas preferencias pueden ayudar a diseñar un plan de patrimonio único.

Encontrar el plan de patrimonio adecuado para su familia ensamblada

Hay varias opciones para establecer un plan de patrimonio en una familia ensamblada, y hablar con un asesor puede ayudarlo a encontrar la solución adecuada para sus necesidades particulares.

Von Metzger dice que un arreglo popular es tener un fideicomiso revocable para un cónyuge y un fideicomiso separado irrevocable para los hijos. Esto significa que, en caso de un divorcio, uno puede revocar el fideicomiso del cónyuge, mientras que los hijos igual recibirían algo de los bienes.

De manera similar, usted puede establecer un fideicomiso de propiedad fiduciaria local calificada (QTIP), donde el ingreso va para el cónyuge sobreviviente, pero luego del fallecimiento de ese cónyuge, cualquier capital remanente va para los hijos, dice von Metzger. Otra opción para la pareja es crear dos fideicomisos revocables, donde cada cónyuge divide los bienes y establece los términos de su fideicomiso individual. Esta estrategia es útil en los casos donde los cónyuges tienen distintas versiones sobre cómo pasar los bienes a sus hijos.

Von Metzger señala que designar un fiduciario sucesor es una decisión muy importante, y no debe tomarse a la ligera. "Por ejemplo", dice, "nombrar a un cónyuge como fiduciario sucesor cuando hay hijos de un primer matrimonio, le proporciona al cónyuge derechos legales sobre esos bienes del fideicomiso. La pregunta es: '¿se cuidarán adecuadamente a los hijos del primer matrimonio?'".

Una solución es que un cónyuge designe un fideicomiso corporativo para asegurar que los bienes llegan a sus destinatarios previstos. "Un fideicomiso corporativo es na de las mejores opciones porque el fideicomiso corporativo es objetivo. Los deseos que se realicen en un acuerdo de fideicomiso serán cumplidos", explica von Metzger.

En lo que se refiere a las cuestiones específicas de la división de bienes, von Metzger trabaja con sus clientes para asegurar que cada bien se toma en consideración, desde fondos de IRA a negocios y bienes intangibles. En cada caso, ella adopta un enfoque adaptado a sus clientes para cumplir con sus necesidades específicas.

Fomentar la confianza y el entendimiento

Como hemos visto, la planificación de patrimonio para familias ensambladas puede desatar emociones y conflictos desagradables. Un asesor con experiencia puede ayudar a que los cónyuges lleguen a un acuerdo y asegurar que cada persona ve el punto de vista del otro.

Von Metzger advierte que no hay que aplazar las discusiones sobre planificación de patrimonio, sin importar lo difíciles que puedan ser. "No tener una conversación ahora puede llevar a problemas legales en el futuro. Al tener esta conversación antes y definir lo que uno quiere y asegurar que esos deseos se cumplirán, muchos problemas potenciales del futuro serán prevenidos".

En lo que se refiere a planificación de patrimonio, ¿ha tenido todo en cuenta? Revise nuestra lista de control de planificación del patrimonio para descubrirlo.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.