Fideicomisos de inversión de bienes inmuebles (REIT) para la jubilación
Anterior

Las cuentas de impuestos diferidos podrían proporcionar una excelente alternativa para los títulos orientados a los bienes raíces, así como para sus expectativas en torno a los flujos de ingresos.

Gracias a los fideicomisos de inversión de bienes inmuebles (REIT), los bienes raíces ya no son un tipo de activo solo para quienes desean comprar, alquilar o mantener una propiedad. En el caso de los inversores más pequeños, invertir en un REIT mediante una acción, un fondo mutuo o un fondo cotizado en bolsa (ETF) les posibilita acceder a una inversión con una correlación históricamente baja entre acciones y bonos. Los bienes raíces ofrecen un flujo de efectivo con posibilidades de apreciación del capital, aunque posiblemente no tengan el mismo potencial alcista que las acciones.

Al mismo tiempo, la rentabilidad de los REIT tiende a ser más elevada que en el caso de la mayoría de bonos y acciones con pago de dividendos: 9.6 por ciento anualizado en un período de cinco años y 5.8 por ciento en 10 años, de acuerdo al índice Dow Jones Composite All REIT Index hacia finales del 3° trimestre de 2017.

"Los REIT son una forma en que todo el mundo puede invertir en bienes raíces sin tener que poseer o administrar dicha propiedad", dice John Poole, coordinador de IRA en la Administración del Patrimonio Privado de Regions. "Es otra persona la que se encarga de todas las operaciones, el mantenimiento y la gestión de las propiedades".

¿Qué es exactamente un REIT?

Un REIT es simplemente una compañía que posee y administra bienes raíces de diversas formas. 
Un REIT puede estar equipado de varias maneras, con títulos de propiedades que van desde depósitos industriales hasta torres de telefonía móvil. Un REIT también puede invertir en hipotecas de bienes raíces o poseer una combinación de inversiones orientadas a las propiedades inmuebles.

Los REIT son acciones a las que se puede acceder mediante un corredor de bolsa o en las que se puede invertir al comprar valores en un fondo mutuo de REIT o ETF. Si bien son tan líquidos como las acciones comunes, los REIT por ley deben pagar al menos un 90 por ciento del ingreso a los accionistas. Dada la naturaleza del dividendo, los pagos se gravan en gran medida de acuerdo a la tasa de interés estándar de cada accionista, que generalmente es mayor que las tasas impositivas determinadas según los pagos de dividendos o ganancias de capital.

Clave para los REIT y los impuestos: ubicación, ubicación, ubicación

Como consecuencia, los REIT pueden ser inversiones en cuentas jubilatorias con impuestos diferidos, como por ejemplo las cuentas de jubilación individual (IRA) y cuentas 401(k) para evitar el actual gravamen de los ingresos.

"El único momento en que los REIT y los impuestos entran en juego con los vehículos de jubilación es o bien desde la contribución o la distribución", advierte Poole. "De lo contrario, se puede producir toda esta actividad en torno a los dividendos del REIT, y el inversor no tiene que preocuparse por los impuestos".

Poole reconoce que los REIT de igual modo pueden funcionar en cuentas gravables, siempre y cuando el inversor sepa qué deberá afrontar cada día de declaración de impuestos.

"En un período de tasas bajas con ingresos fijos, un REIT puede ofrecer una alternativa diversificada a las inversiones de ingresos fijos estándar", advierte, "pero obviamente uno no cuenta con las ventajas impositivas del aplazamiento".

Riesgos de los REIT

Al igual que como sucede con cualquier otra inversión, los REIT conllevan ciertos riesgos, que dependen de cada consorcio de compañías. Por ejemplo, si un REIT se especializa en propiedades dentro de una región específica, probablemente se vea afectado por una desaceleración en dicha área geográfica. Además, los valores asegurados mediante hipotecas son sensibles al contexto de las tasas de interés, por lo que pueden presentarse desafíos en ciertos REIT, algo que ocurrió drásticamente durante la contracción económica de 2008-2009.

"Les recomendamos a los inversores que observen los activos subyacentes y la filosofía de inversión del propietario del REIT para comprender los potenciales riesgos", dice Poole. "No se trata solo de monitorear el rendimiento del REIT, sino también de controlar los títulos del mismo, al igual que como un inversor debe estar al tanto de las condiciones de una compañía en la que posee acciones".

Para conocer más a fondo qué REIT puede ser apropiado para una cartera de inversiones y cómo añadir dicho REIT a una cuenta de jubilación, contáctese con un asesor del patrimonio de Regions hoy mismo.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias