Guía por edades para el crecimiento financiero
Anterior

Cada etapa de la vida supone nuevas formas de proteger su dinero, garantizar la liquidez y seguir creciendo para el futuro.

Dado que los estadounidenses viven más tiempo y cambian de profesión con más frecuencia que nunca, tenemos un tiempo y una libertad sin precedentes para reinventarnos a nosotros mismos, probar nuevas experiencias y tomar riesgos apasionantes pero calculados a cualquier edad. Sin embargo, esa libertad requiere que las personas planifiquen cuidadosa y atentamente sus movidas financieras en cada etapa, ya sea que recién se esté iniciando o ya esté jubilado.

Los índices estándares de acción-a-bono que tenían sentido en la era de las carreras profesionales predecibles de 40 años en la misma compañía ya no existen. Hoy en día, la idea de ahorrar e invertir para el crecimiento a largo plazo debe ser más individualizada y persona, dice Alan McKnight, director de Inversiones en la Administración de Activos de Regions. Si bien la regla general de ser más conservadores cuando se acerca el momento de jubilarse sigue rigiendo, dice, "realmente se trata de entender sus objetivos financieros personales, así como los riesgos que está dispuesto a tomar para lograrlos, y luego crear un plan para llegar hasta allí". Un "manual de estrategias" adaptado a cada década de la vida puede serle útil.

Cuando tiene alrededor de 20 y 30 años

Se espera que los graduados de la actualidad cambien de empleo cuatro veces hasta cumplir 32, el doble en comparación con quienes se graduaron a finales de la década de 1980.1 Otros millones más no tendrán empleos formales sino que ingresarán a la economía del mercado informal como trabajadores independientes. Y todo ello enfatiza únicamente la importancia de desarrollar una base financiera sólida y hábitos sobre los cuales basar un recorrido profesional que puede ser totalmente impredecible.

Aunque su salario inicial pueda ser bajo, inscríbase en un plan 401(k) del empleador, si se lo ofrecen, y contribuya lo suficiente para obtener un monto similar de la compañía. Si su empleador no tiene un plan, o si usted es trabajador independiente, evalúe la posibilidad de abrir una cuenta tradicional o Roth IRA. Aportar ganancias previas a la aplicación de impuestos a una IRA le permite ahorrar más, mientras que las contribuciones pequeñas que realiza ahora pueden marcar la diferencia más adelante mientras sus ahorros, en caso de ser reinveretidos, se capitalizan y potencialmente aumentan.

"Cuanto antes pueda empezar, más podrá la capitalización beneficiar a sus ahorros", dice Brandon Thurber, director del Grupo de Investigación de Inversiones de la Administración de Activos de Regions. No espere hasta tener alrededor de 30 años para comenzar a ahorrar, dice Thurber, por "toda una década perdida de capitalización puede ser muy difícil de superar".

Otro hábito para toda la vida es aprender a presupuestar. "El gasto excesivo es una trampa en la que los jóvenes suelen caer", dice David Franklin, gerente de Cartera en la Administración de Activos de Regions. Crear un fondo de efectivo para emergencias puede permitirle evitar usar las cuentas de tarjeta de crédito con intereses elevados o acudir a sus inversiones a largo plazo cuando surgen gastos inesperados.

A medida que se acerca a los 30, aumente sus contribuciones para ahorros a medida que crece su salario. A esta altura, probablemente piense en objetivos importantes, como formar una familia y adquirir una vivienda. Además, incluso si aún faltan algunas décadas para ello, ahora es momento de comenzar a pensar en la jubilación que imagina para usted.

Inversiones: si bien la sabiduría convencional sostiene que una combinación de acciones y bonos es lo ideal para todos los inversores, aquellos que tienen alrededor de 20 y 30 deberían considerar una cartera exclusiva de acciones, dice Thurber. "Su horizonte de inversiones a largo plazo le permite tomar mayores riesgos", agrega. Pero incluso al tener la totalidad o la mayor parte de acciones, la diversificación es importante, advierte Thurber. Por ejemplo: piense en una variedad de fondos accionarios internacionales y estadounidenses. No invierta en una sola compañía.

Cuando tiene alrededor de 40 y 50 años

"Estos seguramente sean sus principales años de ganancias", dice McKnight. "Por eso es realmente un momento crítico para ahorrar e invertir todo lo posible". Igual de importante, agrega, es pensar cuidadosamente acerca de qué intenta lograr, desde la jubilación, hasta la educación universitaria para sus hijos, hasta un nuevo emprendimiento comercial o incluso la adquisición de una vivienda para las vacaciones.

La educación y la jubilación son necesidades, dice McKnight. "Por el contrario, una casa de playa es un gasto absolutamente discrecional". Por lo tanto, mientras que sus inversiones para la jubilación puedan fomentar el crecimiento conservador y la protección del capital, es posible que desee tomar mayores riesgos cuando invierta para adquirir una segunda vivienda, esperando que las mayores rentabilidades le permitan comprar la casa de sus sueños.

Incluso dentro de un concepto amplio como la jubilación, hay lugar para planificar e invertir según las preferencias específicas. Un análisis minucioso de sus ingresos, activos, gastos y otros objetivos puede revelar que jubilarse a los 62 requeriría que tome mayores riesgos en sus inversiones. Si eso le genera preocupación, "es posible que deba realizar algunas compensaciones", agrega McKnight, por ejemplo al reducir sus gastos actuales, modificar sus otros objetivos o extender por unos años más la fecha de jubilación.

Inversiones: ahora que tiene menos tiempo hasta jubilarse para reponerse de una posible baja en las acciones, los bonos pueden proporcionar un contrapeso para su cartera. Pero el ingreso laboral seguramente significa que no necesita liquidez inmediata de los bonos, advierte Franklin, y "podría tener más acciones en su cartera para generar más crecimiento". Para los objetivos necesarios, como por ejemplo la jubilación, las acciones pueden ser mejor ponderadas en compañías estadounidenses grandes de bajo riesgo, mientras que las metas más aspiraciones pueden cubrirse con un perfil de mayor riesgo y recompensa, como los mercados emergentes.

Su asesor del patrimonio de Regions puede hablar con usted sobre otras estrategias que pueden ayudarlo a mitigar los vaivenes del mercado si son adecuados para su situación.

Cuando tiene alrededor de 60 y más

Si está a punto de jubilarse o ya está jubilado, una prioridad principal, claramente, es reemplazar el ingreso laboral. "Antes podía comprar bonos en cualquier nivel necesario para equiparar sus obligaciones", dice McKnight. "En la actualidad, eso realmente es difícil de hacer". Los rendimientos de los bonos se han estancado por años, una situación que no parece cambiar aunque las tasas de interés haya comenzado a aumentar", advierte McKnight.

La mayor longevidad también hace que sea importante mantener parte de la cartera en acciones y otras inversiones orientadas al crecimiento, dice McKnight. Con el paso de los años, mientras comienza a utilizar sus inversiones para cumplir con sus expectativas de vida, el asesor de patrimonio puede ayudarlo a estructurar un plan apropiado. Eso puede significar tomar únicamente las distribuciones mínimas requeridas de los planes de ahorros con ventajas impositivas y utilizar otros recursos primero. "Normalmente tiene sentido permitir que las cuentas con impuestos diferidos crezcan todo lo posible antes de obtener las distribuciones", dice Franklin.

Inversiones: como alternativa de los bonos gubernamentales de bajo rendimiento, los inversores que buscan ingresos durante la jubilación pueden acudir a los bonos corporativos de alta calificación, los cuales suelen ofrecer mayores rendimiento con riesgos levemente superiores. "Creemos que las compañías están en buena forma y tienen niveles de efectivo elevados, hojas de balance sólidas, dice McKnight. Otras potenciales fuentes de ingreso pueden incluir las acciones con pago de dividendos o las inversiones más especializadas, como las sociedades limitadas superiores. (Consultar "Dónde buscar ingresos cuando las tasas permanecen bajas")

Ayuda para el camino

Estar atentos para tener una larga vida de ahorros e inversiones y planificar para todos los giros inesperados puede parecer abrumador. Por suerte, este no es un viaje que deba recorrer solo. "Hasta que no comience a hablar con su cónyuge o pareja y sus hijos, no sabrá si están en sintonía con respecto a sus objetivos más importantes", dice McKnight.

Su asesor de patrimonio puede ser un socio fundamental en este proceso, adiverte McKnight. "Es increíblemente valioso reunirse en cada etapa y decir, bien, ¿dónde estamos parados? Juntos pueden explorar e identificar los caminos que deberá recorrer para lograr sus objetivos".

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta comunicación se brinda solo con fines educativos y de mercadeo general y no se debe interpretar como una recomendación o sugerencia sobre la conveniencia de adquirir, mantener o disponer de una inversión en particular; tampoco se debe interpretar como una sugerencia o indicación de que la inversión en particular o el curso de acción de la inversión descrita en la presente es adecuada para un inversor jubilado específico. Al brindar esta comunicación, Regions no se compromete a brindar asesoramiento imparcial sobre inversiones o en asesorar en su calidad de fiduciario.

Esta información es general en naturaleza y se brinda solo para fines informativos. Regions no hace declaración alguna en cuanto a la exactitud, integridad, puntualidad, idoneidad o validez de ninguna información presentada. No se debería confiar en o interpretar la información provista y los estados de cuenta realizados por los empleados de Regions como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions le recomienda consultar con un profesional para recibir asesoramiento aplicable a su situación específica.