Administración de activos líquidos
Anterior

La turbulencia del mercado ha hecho que muchos inversionistas repiensen cuánta liquidez es demasiada o demasiado poca para su plan financiero.

En 2018, la mayoría de los principales índices de bonos y acciones terminaron en baja, y en comparación, los instrumentos en efectivo —Money Market, cuentas de ahorro y certificados de depósito (CD)— tuvieron un año sorprendentemente bueno.

"No quedan dudas de que el efectivo fue una clase de activo con buen desempeño durante 2018 en lo concerniente a bonos y acciones", comenta Rob Basham, gerente regional de la cartera de la Administración de activos de Regions. Y en el caso de los inversionistas que tienen gastos de corto plazo, ajustar la cartera hacia activos más líquidos con frecuencia suele tener sentido, agrega.

Imaginar lo peor

Incluso con la volatilidad del mercado en plena vigencia y con tasas de interés en alza para la mayoría de los activos líquidos, él no prevé un traslado hacia el efectivo como la cura mágica para sus clientes. "No tenemos una asignación objetivo específica relativa al efectivo como porcentaje de una cartera de inversión. En cambio, analizamos cada cliente y preguntamos, "¿qué necesita comprar en los próximos seis o 12 meses? ¿Qué gastos va a tener? ¿Cómo sería una emergencia para usted? Y nos aseguramos de haber construido suficiente liquidez en su cartera para hacernos cargo de cualquiera de dichas situaciones. Esto puede incluir efectivo, o acceso al crédito, para evitar tener que vender las acciones y los bonos en momentos inoportunos".

Más de una forma de ahorrar

Regions ofrece una variedad de cuentas Money Market y de ahorros, además de certificados de depósito con tasa de interés compuesto diaria garantizada por la FDIC. Basham invita a los inversionistas a explorar estas opciones —especialmente si esperan necesitar acceso al efectivo en el futuro cercano. Sin embargo, recomienda a los inversionistas que están planificando para el largo plazo que no cambien su curso, incluso si los recientes actos de malabarismo de Wall Street los ponen nerviosos.

"No sabemos precisamente qué hará el mercado en períodos de tiempo cortos. Pero durante períodos prolongados, la mejor forma de cumplir los objetivos ha sido seguir invirtiendo en el mercado de acciones y bonos", indica. La historia lo corrobora. La rentabilidad anual del índice accionario S&P 500 ha subido y bajado anualmente, pero a largo plazo ha tenido un mejor desempeño que el efectivo con un gran margen. ¿Cuán mejor es ese desempeño y con qué consistencia? S&P 500 ha publicado una rentabilidad anual promedio del 10% en los 92 años entre 1926 y 2018.

Como Basham lo explica, "Las inversiones en efectivo pueden ser geniales. Pero si el tiempo está de su lado, entonces los mercados de acciones y bonos son su mejor amigo".

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.