Opinión sobre economía
Anterior

El temor a una recesión empieza a ser un recuerdo difuso

2019 de mayo

Un día puede o no suponer una diferencia pero, guau, qué diferencia enorme suponen varios meses. Al menos en lo relacionado con la percepción acerca de la economía estadounidense. Cuando comenzaba 2019, era difícil encontrar un titular de algún artículo sobre la economía que no incluyera la palabra "recesión". En algún punto era comprensible, dados los datos económicos que alternaban entre lo bueno, la apatía y el terror directamente, lo que ayudó a generar un creciente llamamiento para que el FOMC bajara las tasas de los fondos federales. Sin embargo, a medida que transcurría 2019, el tono de los datos económicos mejoró y ya hay poco lugar a dudas de que para julio, la expansión económica actual habra alcanzado su período más largo registrado. En síntesis, los temores de recesión ya no son más que un recuerdo difuso.

Según la Oficina de Análisis Económico (BEA, en inglés) el PBI real creció a un índice anualizado del 3.2 por ciento en el trimestre 1 de 2019, superando todas las expectativas. Tenga en cuenta que esta es la estimación inicial de la BEA del PBI del trimestre 1, basada en fuentes muy incompletas y por consiguiente sujeta a una posible gran modificación. Sin embargo, existen motivos más fundamentales para controlar el entusiasmo en términos del crecimiento del PBI en el informe. Para comenzar, un déficit comercial notablemente más bajo añadió 1.03 puntos porcentuales a la línea superior del crecimiento real del PBI en el trimestre 1, mientras que un crecimiento considerable de los inventarios comerciales añadió 0.65 puntos porcentuales. Ninguno de estos dos factores volverá a repetirse en los datos del trimestre 2. Por el contrario, según nuestros pronósticos, el comercio y los inventarios son un peso sobre le crecimiento del trimestre actual.

Gráfico de PBI real - Mayo de 2019

Sin embargo, no es poco frecuente que el comercio y los inventarios tengan cambios abruptos de un trimestre al siguiente, ya que estas categorías son naturalmente volátiles. Lo mismo vale, aunque en menor medida, para el gasto de gobierno, que añadió 0.41 puntos porcentuales a la línea superior del crecimiento real del PBI en el trimestre 1. Para de alguna forma evadir esta volatilidad, los analistas suelen centrarse en la demanda nacional privada o en el gasto combinado de consumo y empresas, como señal de una salud subyacente de la economía. Pero en el trimestre 1 el diagnóstico no era bueno, con un crecimiento real de la demanda nacional privada a un nivel anualizado de tan solo el 1.3 por ciento, el crecimiento más lento desde el trimestre 2 de 2013.

No se puede negar que el gasto de consumo, la actividad del mercado de viviendas y la inversión empresarial se desaceleran abruptamente hacia fines de 2018 y esta pérdida de impulso se trasladó a principios de 2019. En cada uno de los casos, sin embargo, los datos habían mejorado hacia fines del trimestre 1, al punto que esperamos un crecimiento significativamente más rápido en la demanda privada nacional en lo que resta de 2019 con respecto al trimestre 1. El gasto de consumo concluyó el trimestre 1 de manera muy sólida, lo que crea una base muy fuerte para el crecimiento del gasto en el trimestre 2 y, dada la mejora actual en las condiciones del mercado laboral y la confianza todavía alta de los consumidores, no tenemos grandes preocupaciones acerca del consumo en los EE. UU. en esta instancia. Las tasas de interés más bajas en los créditos hipotecarios despertaron la demanda para la compra de viviendas, al punto de que hubo una suba notable en marzo en la cantidad de ventas con cierre pendiente (contratos firmados de ventas sobre casas ya construidas) y también fue el mes más fuerte en términos de ventas de casas nuevas desde julio de 2007. Los pedidos de bienes de capital primario, un buen indicador de inversión en equipos y maquinaria, terminaron el trimestre 1 en una posición sólida, que se verá reflejada en los datos del PBI del trimestre 2.

Así es que gracias al lastre de los inventarios y el comercio, el informe del PBI del trimestre 2 probablemente tenga un titular menos que inspirador en términos de crecimiento, pero el crecimiento de la demanda en el sector privado será mucho más sólido de lo que fue en el trimestre 1: nuestro pronóstico actual anticipa un crecimiento real del PBI para el trimestre 2 de solo un 1.8 por ciento, pero un porcentaje de crecimiento en la demanda privada nacional real del 3.3 por ciento (anualizados). Como la demanda nacional privada representa una porción importante del PBI, se puede concluir que la economía de los EE. UU. sigue a paso firme. El informe de empleo de abril respalda este comentario. El empleo no agrícola total creció en 263,000 puestos de trabajo, incluso por encima de los pronósticos más optimistas y, si bien la incorporación informada de 27,000 puestos de trabajo en el sector público es probablemente un indicador, la nómina en el sector privado aumentó 236,000 puestos de trabajo en abril y subió algo menos de 2.5 millones de empleos en los últimos doce meses. Más aun, el crecimiento del empleo sigue teniendo una base notablemente amplia en todos los grupos de industrias del sector privado, lo que para nosotros supone una señal de que la expansión actual tiene mucho más espacio para seguir.

La única área de la economía estadounidense que sí nos produce cierta preocupación es el sector de manufactura. Se destacó más arriba que los inventarios comerciales crecieron de manera significativa en el trimestre 1, pero lo que llama la atención es que el trimestre 1 fue el tercer trimestre consecutivo en el que los inventarios comerciales crecieron de manera considerable. Nuestra suposición es que lo que sucedió es que la mitad de 2018 empresas adelantaron pedidos y envíos para protegerse frente a un entorno comercial mundial que empeoraba, lo que desencadenó el aumento en los inventarios comerciales. El mayor aumento en los inventarios a principios de 2019 reflejó la sorpresa de las empresas, al punto en el que el hecho de que se suavizaran las condiciones económicas resultó en una acumulación de inventario no buscada. Si nuestra evaluación fue correcta, este excedente de inventario se resolverá con el tiempo, pero mientras tanto será un lastre en el rendimiento y el empleo para el sector de manufactura. La explicación menos trágica es que este crecimiento constante de los inventarios refleja una reducción en la velocidad del ritmo al que crece la economía aquí y en el extranjero, pero existe mucha evidencia en contrario como para poder convencernos de que este sea el caso. El tiempo lo dirá, pero en cualquiera de los dos casos, hay que prestar atención al sector de manufactura.

El FOMC estará atento y a la espera, pero hará poco. Con un crecimiento económico sólido y las presiones de inflación silenciadas, es difícil prever más subas en las tasas de los fondos federales. Si la inflación realmente se sigue desacelerando de manera sostenida, no descartaríamos una baja en las tasas de los fondos federales. De una forma u otra, la vara está muy alta como para que se produzca un cambio en las tasas, así sea hacia la baja o una suba.

Fuentes: BEA, BLS, Oficina de censos

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

El contenido de cualquier porción de este boletín informativo es de uso exclusivamente personal y no se puede imprimir, vender ni redistribuir sin consentimiento por escrito de Regions Bank. Regions, el logo de Regions y otras marcas de Regions son marcas registradas de Regions Bank. Los nombres y las marcas de otras compañías, o sus servicios o productos, pueden ser marcas registradas de sus respectivos propietarios y se utilizan con el único fin de identificar a dichas compañías o sus servicios o productos, y no para indicar avales o patrocinios por parte de Regions o de sus servicios o productos. La información y el material contenidos en el presente se ofrecen exclusivamente con fines de información general. Regions no ofrece ninguna garantía ni declaración en relación con la precisión, integridad ni oportunidad de la información contenida en el boletín informativo, y no se hará responsable por ningún daño de ningún tipo que se produzca en relación con dicha información, ni por ninguna implicancia de orden legal, reglamentaria, financiera ni impositiva de las cuestiones mencionadas en el presente. Este material no tiene por objeto constituir asesoramiento de inversiones ni constituye una oferta de compra o venta de ningún activo ni otro instrumento financiero. Las opiniones vertidas en el presente se ofrecen de buena fe, están sujetas a cambio sin previo aviso, y son actuales únicamente a la fecha mencionada en la edición. Regions Wealth Management es un grupo comercial dentro de Regions Bank que ofrece servicios de inversión, administrativos y de fideicomiso a clientes de Regions Bank.

Ni Regions Bank ni Regions Institutional Services (colectivamente, “Regions”) son asesores municipales registrados y no proporcionan asesoramiento a entidades municipales o personas obligadas en relación con productos financieros municipales ni la emisión de valores municipales (lo que incluye estructuras, tiempo, términos o asuntos similares en relación con productos financieros municipales o emisiones de valores municipales) ni se involucran en la solicitud de entidades municipales o personas obligadas para tales servicios. Con respecto a esta presentación y toda otra información, material o comunicación provista por Regions (a) Regions no recomienda una medida a cualquier persona obligada por una entidad municipal, (b) Regions no actúa como asesor de ninguna entidad municipal o persona obligada y no debe cargos fiduciarios según la Sección 15B de la Ley de Intercambio de Valores de 1934 a ninguna entidad municipal o persona obligada con respecto a tal presentación, información, material o comunicación, (c) Regions actúa por su propio interés, y (d) debe discutir esta presentación y cualquier otra información, material o comunicación con todo asesor y experto interno o externo que considere apropiado antes de actuar sobre esta presentación o cualquier otra información.

Los empleados de Regions Asset Management pueden tener posiciones en valores o sus derivados que se mencionan en este informe o en sus cuentas personales. Además, las compañías afiliadas pueden tener posiciones en las compañías mencionadas dentro de sus carteras o estrategias. Las compañías que se mencionan son solo ejemplos que se incluyen únicamente con fines ilustrativos. La mención de dichas compañías no debe interpretarse como una recomendación de comprar, retener o vender posiciones en su cartera de inversiones.

Esta comunicación se brinda solo con fines educativos y de mercadeo general y no se debe interpretar como una recomendación o sugerencia sobre la conveniencia de adquirir, mantener o disponer de una inversión en particular; tampoco se debe interpretar como una sugerencia o indicación de que la inversión en particular o el curso de acción de la inversión descrita en la presente es adecuada para un inversor jubilado específico. Al brindar esta comunicación, Regions no se compromete a brindar asesoramiento imparcial sobre inversiones o en asesorar en su calidad de fiduciario.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias