Opinión sobre economía
Anterior

La baja en las tasas es un hecho, solo resta saber cuándo

Julio de 2019

A partir de este mes, la expansión económica de los Estados Unidos se convirtió en la más extensa de la historia. Sin embargo, con la expansión iniciando su 11.º año, no quedaba claro si deberíamos estar celebrando su cumpleaños o preparándonos para su funeral. No tiene nada que ver con los años que tiene la expansión: si bien es sentido común suponer que el tiempo extendido de expansión significa que debe estar por terminar, existe evidencia importante que demuestra que eso tiene poco o nada que ver con la probabilidad del inicio de una recesión. Si hay alguien que todavía no está convencido, la expansión actual en Australia comenzó en 1991, lo que convierte a la expansión actual en los EE. UU. en un bebé de pecho en comparación.

Aunque la extensión no es uno de ellos, existen motivos para preguntarse si la expansión económica actual en los EE. UU. llegará a cumplir un año más. El sector industrial de la economía evidentemente se desaceleró, los mercados de estiba bajaron su nivel de actividad, el crecimiento del empleo también se desaceleró y la curva de rendimiento medida en función del rendimiento de los valores del Tesoro de EE. UU. a 10 año y a 3 meses se invirtió, lo que en el pasado fue un factor confiable para predecir una recesión, aunque la vislumbramos en el largo plazo. En este sentido, el crecimiento económico mundial también se desaceleró, y los indicadores de tendencia comerciales están claramente deteriorados. La incertidumbre sobre el curso de la política comercial prevalece y afecta las firmas, tanto locales como extranjeras, lo que probablemente incida sobre los gastos de inversión de las empresas.

Cuando publicamos nuestro panorama económico de 2019 en enero, destacamos que esperábamos observar una desaceleración del crecimiento del PBI real y una desaceleración en el crecimiento del empleo con respecto a 2018. Pero esas fueron predicciones relativamente fáciles, dado que el crecimiento del 2.9 % del PBI real en 2018 fue el crecimiento anual más fuerte de la expansión actual, y el crecimiento del empleo se aceleró en 2018. En este sentido, que el ritmo de crecimiento del PBI real y del empleo no agrícola se hayan desacelerado en 2019 no resulta sorprendente, pero la pregunta más importante sería si estas desaceleraciones son más profundas que lo que anticipamos a comienzos de este año. Lo que dificulta aun más responder esta pregunta es que las empresas, tanto a nivel local como internacional, están teniendo dificultades para adaptarse a un régimen comercial que parece poder modificarse rápidamente y sin advertencia. Así que si bien estimamos que la expansión económica actual se extenderá hasta alcanzar un año más, admitimos que ya no nos sentimos tan seguros como nos sentíamos hace unos meses.

Definitivamente no somos los únicos que ya no nos sentimos tan seguros con respecto a nuestro panorama económico. Después de adoptar una posición de flexibilización en su reunión de junio y de manifestar su intención de "actuar como corresponda para mantener la expansión", para el FOMC la cuestión parece estar en cuándo, no en si bajarán las tasas de los fondos de la Reserva Federal. Los mercados financieros ya respondieron al "cuándo", y consideran que ya está cerrada la baja de las tasas en la reunión del FOMC de julio. Si bien esperamos que la próxima medida del FOMC sea bajar las tasas, no estamos tan seguros de que vaya a ser en julio.

Hacia fines de junio mencionamos una serie de indicadores que creíamos nos ayudarían a determinar el momento de la baja inicial en las tasas. Esos indicadores eran señales de progreso hacia una acuerdo comercial entre los EE. UU. y China en la cumbre del G-20, señales de que el sector de manufactura estadounidense empezaba a estabilizarse y la continuidad en la expansión del sector de los servicios, además de un informe de empleo muy sólido en junio. Creíamos que si todos estos casilleros estaban marcados, iba a ser difícil, o al menos más difícil, justificar una baja en las tasas en la reunión de julio del FOMC. Se podría argumentar que cada uno de esos casilleros está marcado, aunque también hay que admitir que al menos parte de la evidencia no es tan sólida como uno desearía.

Por ejemplo, los Estados Unidos y China acordaron al menos continuar con las conversaciones, renunciando así a imponer la medida más "nuclear" de aranceles más altos a más productos. Al menos por ahora no existe garantía de que no vayamos a terminar en el mismo lugar en el futuro. El índice de manufactura ISM bajó un poco en junio, pero alcanzó un 51.7 por ciento que es mejor de lo esperado y da cuenta de la continuidad de la expansión, aunque más lenta, en el sector de manufactura. El índice ISM para industrias que no son de manufactura se mantiene firme en territorio de expansión, lo que ayuda a disipar la preocupación de que la desaceleración del sector industrial derramó sobre la economía. Finalmente, el informe de empleo de junio fue mucho mejor de lo esperado, con un aumento de la nómina en el sector privado de 191,000 empleos y el crecimiento del empleo abarcando más grupos de industrias del sector privado que en cualquier otro mes del año. El índice ISM para el sector no manufacturero y el informe de empleo de junio juntos nos dicen que la economía más amplia sigue siendo sólida a pesar de la incertidumbre por la política comercial y un crecimiento más lento en el sector de manufactura. Si bien no descartamos una baja en las tasas después de la reunión del FOMC de este mes, sí es más difícil justificarla basada en los datos económicos.

Sin embargo es posible defender la postura de que sí habrá una baja en las tarifas en julio, basado en el hecho de que la tasa de los fondos de la Reserva Federal no están en línea con las tasas de interés del mercado. Las tasas de interés del mercado fueron empujadas hacia bajo en el extremo más corto de la curva de rendimiento a causa de la expectativa de bajas de tasas de los fondos de la Reserva Federal, y en el extremo más largo por una baja en las expectativas más bajas de crecimiento económico en los EE. UU. y las expectativas de inflación, pero también por el ingreso constante de capitales extranjeros atraídos por los rendimientos más altos de activos denominados en dólares estadounidenses. El hecho de que los bancos centrales extranjeros tengan previsto adaptar aun más su política monetaria solo fortalecerá este ingreso de capitales, manteniendo la presión hacia el alza del dólar y a la baja de las tasas de interés y la inflación. En otras palabras, el FOMC está en la posición de tener que moverse para poder quedarse efectivamente quieto. Basados en esto, tiene sentido pensar en una baja de las tasas por parte del FOMC más bien antes que después.

Fuentes: BEA; BLS; ISM

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

El contenido de cualquier porción de este boletín informativo es de uso exclusivamente personal y no se puede imprimir, vender ni redistribuir sin consentimiento por escrito de Regions Bank. Regions, el logo de Regions y otras marcas de Regions son marcas registradas de Regions Bank. Los nombres y las marcas de otras compañías, o sus servicios o productos, pueden ser marcas registradas de sus respectivos propietarios y se utilizan con el único fin de identificar a dichas compañías o sus servicios o productos, y no para indicar avales o patrocinios por parte de Regions o de sus servicios o productos. La información y el material contenidos en el presente se ofrecen exclusivamente con fines de información general. Regions no ofrece ninguna garantía ni declaración en relación con la precisión, integridad ni oportunidad de la información contenida en el boletín informativo, y no se hará responsable por ningún daño de ningún tipo que se produzca en relación con dicha información, ni por ninguna implicancia de orden legal, reglamentaria, financiera ni impositiva de las cuestiones mencionadas en el presente. Este material no tiene por objeto constituir asesoramiento de inversiones ni constituye una oferta de compra o venta de ningún activo ni otro instrumento financiero. Las opiniones vertidas en el presente se ofrecen de buena fe, están sujetas a cambio sin previo aviso, y son actuales únicamente a la fecha mencionada en la edición. Regions Wealth Management es un grupo comercial dentro de Regions Bank que ofrece servicios de inversión, administrativos y de fideicomiso a clientes de Regions Bank.

Ni Regions Bank ni Regions Institutional Services (colectivamente, “Regions”) son asesores municipales registrados y no proporcionan asesoramiento a entidades municipales o personas obligadas en relación con productos financieros municipales ni la emisión de valores municipales (lo que incluye estructuras, tiempo, términos o asuntos similares en relación con productos financieros municipales o emisiones de valores municipales) ni se involucran en la solicitud de entidades municipales o personas obligadas para tales servicios. Con respecto a esta presentación y toda otra información, material o comunicación provista por Regions (a) Regions no recomienda una medida a cualquier persona obligada por una entidad municipal, (b) Regions no actúa como asesor de ninguna entidad municipal o persona obligada y no debe cargos fiduciarios según la Sección 15B de la Ley de Intercambio de Valores de 1934 a ninguna entidad municipal o persona obligada con respecto a tal presentación, información, material o comunicación, (c) Regions actúa por su propio interés, y (d) debe discutir esta presentación y cualquier otra información, material o comunicación con todo asesor y experto interno o externo que considere apropiado antes de actuar sobre esta presentación o cualquier otra información.

Los empleados de Regions Asset Management pueden tener posiciones en valores o sus derivados que se mencionan en este informe o en sus cuentas personales. Además, las compañías afiliadas pueden tener posiciones en las compañías mencionadas dentro de sus carteras o estrategias. Las compañías que se mencionan son solo ejemplos que se incluyen únicamente con fines ilustrativos. La mención de dichas compañías no debe interpretarse como una recomendación de comprar, retener o vender posiciones en su cartera de inversiones.

Esta comunicación se brinda solo con fines educativos y de mercadeo general y no se debe interpretar como una recomendación o sugerencia sobre la conveniencia de adquirir, mantener o disponer de una inversión en particular; tampoco se debe interpretar como una sugerencia o indicación de que la inversión en particular o el curso de acción de la inversión descrita en la presente es adecuada para un inversor jubilado específico. Al brindar esta comunicación, Regions no se compromete a brindar asesoramiento imparcial sobre inversiones o en asesorar en su calidad de fiduciario.

*Inversiones, anualidades y productos de seguros

  • No están asegurados por FDIC
  • No están garantizados por un banco
  • Pueden perder valor
  • No son depósitos
  • No están asegurados por ninguna agencia del gobierno federal
  • No están condicionados por actividades bancarias