Opinión sobre acciones
Anterior

Desequilibrio y altibajos durante una reapertura que se convierte en un nuevo cierre

Julio de 2020

Después del rebote de mayo, la reapertura de las actividades comerciales hizo una pausa en junio. Las acciones nacionales fueron desmenuzadas durante el mes, cediendo y ganando relativamente poco terreno a medida que la realidad económica se hundía cuando los negocios fueron forzados a cerrar otra vez en Texas, Florida y Arizona en medio de un abrupto crecimiento de los casos de COVID-19. S&P 500 se las arregló para alcanzar una ganancia del 1.3% mensual, mientras que el Russell 2000 de acciones de baja capitalización tuvo mejor desempeño, subiendo un 3.4%. Podríamos decir que el desempeño del mercado en Estados Unidos durante la segunda mitad de junio fue un catalizador y, al igual que la reapertura de la economía estadounidense, estuvo repleto de altibajos. El liderazgo de los sectores económicamente sensibles y la actividad comercial de equiparación de valores que se produjo durante mayo demostraron ser efímeros, dando paso a los sospechosos del crecimiento de siempre (es decir la tecnología de la información) una vez más al cierre de junio y con el anuncio de que los estados retrocederían en sus planes de reapertura.

El índice de crecimiento S&P 500 superó el índice de valor S&P 500 en un 5.7% durante el mes, y el rendimiento extraordinario del crecimiento se apagó al adentrarse más en el espectro de capitalización de mercado ya que el índice de crecimiento Russell 2000 superó al de valor Russell 2000 en apenas un 1.1%. Ante la incertidumbre o falta de crecimiento económico y una visibilidad turbia, los inversionistas probablemente mantendrán la voluntad de pagar una prima de exposición a los líderes seculares del crecimiento a largo plazo. Sin embargo, los sectores económicamente sensibles seguirán acumulando intereses a medida que continúan las fluctuaciones hacia el progreso, real o percibido, de la vacuna contra la COVID-19 y las noticias relacionadas con la reapertura de la economía estadounidense. La estrategia "barbell" entre el crecimiento y el valor sigue teniendo sentido y sigue siendo nuestro posicionamiento preferido.

Los mercados de países desarrollados (MSCI EAFE) y los mercados emergentes (MSCI EM) superaron a los índices S&P 500 y Russell 2000 durante junio. Los títulos valores europeos experimentaron un cierto renacimiento cuando el Banco Central Europeo (ECB) incrementó las dimensiones de su programa de compra de bonos y prometió más asistencia a través de facilidades de crédito, al tiempo que Alemania sorprendía a los mercados al anunciar finalmente las medidas de estímulo fiscal, con un paquete que supera los cálculos y totaliza €130 mil millones. Los índices que siguen la exposición del mercado en Francia, Alemania e Italia subieron un 2% o más durante el mes, mientras que el Reino Unido y Japón se quedaron atrás luego de un período de rendimiento relativo fuerte. El FTSE 250 del Reino Unido y el Nikkei 225 de Japón tuvieron altibajos de menos del 1% en junio.

En cuanto a los mercados emergentes, el liderazgo fue amplio, con India, China, Corea del Sur y Taiwán (los cuatro países individuales más grandes que representan dos tercios del índice de mercados emergentes MSCI) cada uno con subas de entre 2% y 6%. Seguimos cuestionando la sustentabilidad del reciente rendimiento extraordinario relativo del exterior, en particular en el mundo en desarrollo, ya que los casos de COVID-19 siguen en alza y esto podría proyectar una vasta sombra sobre el gasto de los consumidores y el crecimiento económico. Europa y gran parte del Asia emergente ha superado lo peor de la tormenta de la COVID-19 y podrían verse expuestos a experimentar recuperaciones económicas más pronunciadas como consecuencia, y con menos valoraciones exigentes en contraste con las acciones de EE. UU. la reciente recuperación internacional probablemente tenga mejores chances de crecimiento impulsado por el apoyo fiscal sin precedentes.

Con cada día que pasa nos acercamos a noviembre, y los participantes del mercado en algún momento dejarán de prestar atención a los beneficios de los estímulos monetarios y fiscales y el crecimiento de la liquidez que traen aparejados, para enfocarse en la preparación de carteras según los posibles resultados de las elecciones. Si bien es demasiado temprano para calcular desventajas con algún grado de confianza, seríamos negligentes si al menos no consideráramos las posibles consecuencias. Si Joe Biden gana la presidencia y el partido Demócrata se apropia de la mayoría del Senado, la tasa de impuestos corporativos probablemente suba a un 28% del 21% actual. Un incremento de esta magnitud podría recortar un 10% de las ganancias proyectadas por S&P 500 para el 2021. Es probable que Biden también aumente la tasa del impuesto sobre ganancias de capital hasta llegar a un 39% del 15% o 20% que se especula actualmente. Si el Senado permanece bajo control de los Republicanos, los posibles cambios que se podrían esperar sobre el código impositivo son menos probables. En cambio, si la probabilidad de que Biden se convierta en presidente y el partido Demócrata obtenga el control del Senado crece al acercarnos a noviembre, los inversionistas que están acaparando ganancias de capital sustanciales de largo plazo y que desean bajar sus declaraciones de impuestos en el futuro podrían vender, aplicando una presión descendente sobre el precio de las acciones en el proceso.

Si bien la primera mitad de 2020 no fue para nada aburrida, la segunda mitad se perfila igual de intrigante, con la economía de EE. UU. experimentando una recuperación desigual, las relaciones comerciales y diplomáticas entre Estados Unidos y China en terreno escabroso, y el resultado de las elecciones de noviembre proyectando una vasta sombra sobre los inversionistas. Mantenemos nuestra posición neutral en la asignación objetivo de acciones y bonos, pero en el plano de los valores, sobreponderamos las acciones estadounidenses relativas a nuestra asignación neutral de largo plazo a partir de julio, favoreciendo la capitalización alta (S&P 500) a costa de los mercados de países desarrollados (MSCI EAFE). Nos sentimos más positivos sobre Europa de lo que hemos estado en años, y con los nuevos programas de estímulo en curso y las valoraciones más económicas en relación con la historia y la capitalización alta de EE. UU., es posible que esté más cerca el momento de acercarnos más a la neutralidad en los mercados de países desarrollados.

Fuente: Bloomberg, Factset

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

El contenido de cualquier porción de este boletín informativo es de uso exclusivamente personal y no se puede imprimir, vender ni redistribuir sin consentimiento por escrito de Regions Bank. Regions, el logo de Regions y otras marcas de Regions son marcas registradas de Regions Bank. Los nombres y las marcas de otras compañías, o sus servicios o productos, pueden ser marcas registradas de sus respectivos propietarios y se utilizan con el único fin de identificar a dichas compañías o sus servicios o productos, y no para indicar avales o patrocinios por parte de Regions o de sus servicios o productos. La información y el material contenidos en el presente se ofrecen exclusivamente con fines de información general. Regions no ofrece ninguna garantía ni declaración en relación con la precisión, integridad ni oportunidad de la información contenida en el boletín informativo, y no se hará responsable por ningún daño de ningún tipo que se produzca en relación con dicha información, ni por ninguna implicancia de orden legal, reglamentaria, financiera ni impositiva de las cuestiones mencionadas en el presente. Este material no tiene por objeto constituir asesoramiento de inversiones ni constituye una oferta de compra o venta de ningún activo ni otro instrumento financiero. Las opiniones vertidas en el presente se ofrecen de buena fe, están sujetas a cambio sin previo aviso, y son actuales únicamente a la fecha mencionada en la edición. Regions Wealth Management es un grupo comercial dentro de Regions Bank que ofrece servicios de inversión, administrativos y de fideicomiso a clientes de Regions Bank.

Ni Regions Bank ni Regions Institutional Services (colectivamente, “Regions”) son asesores municipales registrados y no proporcionan asesoramiento a entidades municipales o personas obligadas en relación con productos financieros municipales ni la emisión de valores municipales (lo que incluye estructuras, tiempo, términos o asuntos similares en relación con productos financieros municipales o emisiones de valores municipales) ni se involucran en la solicitud de entidades municipales o personas obligadas para tales servicios. Con respecto a esta presentación y toda otra información, material o comunicación provista por Regions (a) Regions no recomienda una medida a cualquier persona obligada por una entidad municipal, (b) Regions no actúa como asesor de ninguna entidad municipal o persona obligada y no debe cargos fiduciarios según la Sección 15B de la Ley de Intercambio de Valores de 1934 a ninguna entidad municipal o persona obligada con respecto a tal presentación, información, material o comunicación, (c) Regions actúa por su propio interés, y (d) debe discutir esta presentación y cualquier otra información, material o comunicación con todo asesor y experto interno o externo que considere apropiado antes de actuar sobre esta presentación o cualquier otra información.

Los empleados de Regions Asset Management pueden tener posiciones en valores o sus derivados que se mencionan en este informe o en sus cuentas personales. Además, las compañías afiliadas pueden tener posiciones en las compañías mencionadas dentro de sus carteras o estrategias. Las compañías que se mencionan son solo ejemplos que se incluyen únicamente con fines ilustrativos. La mención de dichas compañías no debe interpretarse como una recomendación de comprar, retener o vender posiciones en su cartera de inversiones.

Esta comunicación se brinda solo con fines educativos y de mercadeo general y no se debe interpretar como una recomendación o sugerencia sobre la conveniencia de adquirir, mantener o disponer de una inversión en particular; tampoco se debe interpretar como una sugerencia o indicación de que la inversión en particular o el curso de acción de la inversión descrita en la presente es adecuada para un inversor jubilado específico. Al brindar esta comunicación, Regions no se compromete a brindar asesoramiento imparcial sobre inversiones o en asesorar en su calidad de fiduciario.