¿Cómo funcionan las criptomonedas?
Anterior

Con toda la agitación en torno a los bitcoins, aquí le mostramos una introducción sobre qué son las criptomonedas y cómo funcionan.

Imagine un vertedero en el Reino Unido. Ahora imagine que hay varios millones de dólares en algún lugar entre los autos oxidados y la basura. La extraña realidad es que no tiene que imaginar nada. Son realmente unos millones de dólares perdidos en un vertedero en Gales.

En 2013, James Howell, un trabajador de informática que vive en el Reino Unido, tiró el disco duro de una computadora mientras limpiaba. En ese disco duro había aproximadamente 7,500 bitcoins que había obtenido años antes. Había esperado mantener las monedas en caso de que aumentaran su valor, pero accidentalmente las tiró con su disco duro.

Para el 2018, esas monedas costarían más de $50 millones.

¿Qué es un bitcoin?

Bitcoin es la primera criptomoneda. Fue creado en 2009 por un individuo o grupo anónimo que utilizó el seudónimo de Satoshi Nakamoto (la verdadera identidad sigue siendo un misterio). Bitcoin fue desarrollado como un sistema de pago de igual a igual. Inicialmente, gente como James Howell "minaron" de bitcoins todo Internet al completar rompecabezas. Si bien esto todavía es posible (luego hablaremos más sobre esto), la mayoría de las personas prefieren comprar o intercambiar bitcoins en mercados secundarios.

En 2010, alguien intercambió 10,000 bitcoins por dos pizzas, lo que le dio a las monedas su primera valuación.

En 2011, comenzaron a aparecer las opciones alternativas al bitcoin. Litecoin y Namecoin fueron las siguientes criptomonedas en aparecer en escena. Estas opciones, o monedas "alternativas" se crearon con el código abierto original de bitcoin, pero luego se editaron para ofrecer ventajas tales como transacciones más rápidas y seguras, monedas diseñadas para audiencias especializadas y otras diferenciaciones del bitcoin.

¿Qué son las criptomonedas?

La principal cuestión que diferencia a las criptomonedas de las monedas típicas es que las primeras son creadas y comercializadas sin la supervisión de un gobierno o banco central. El control de dichas  monedas digitales es completamente descentralizado.

En 2017, el presidente de la Comisión de Valores y Bolsa, Jay Clayton, comparó las criptomonedas con el efectivo o el oro. Esta analogía puede ser útil para comprender cómo funcionan. Al igual que el efectivo, las criptomonedas se usan para comprar o vender bienes. Pero a diferencia del efectivo, su valor no se determina en relación a otras monedas. Por el contrario, los precios de las criptomonedas se determinan por oferta y demanda, tal como sucede con el oro.

Cómo funcionan las criptomonedas

Ahora que comprende cómo se iniciaron estas monedas y, en general, cómo funcionan, veamos mejor cómo funcionan, comenzando con el bitcoin. La tecnología desarrollada por Satoshi Nakomato y los entusiastas de bitcoin originales se conoce como cadena de bloques.  La tecnología de cadena de bloques  hace un seguimiento y verifica la minería de bitcoins, así como las transacciones relacionadas con las monedas.

Toda la información almacenada en la cadena de bloques se comparte públicamente, se actualiza constantemente con las transacciones y es validada por los usuarios. Esto hace que sea muy difícil de hackear.

Es importante recordar que la cadena de bloques es un tipo de tecnología, más que un activo o compañía. Diversas compañías están intentando usar las cadenas de bloques para diferentes aplicaciones. Por ejemplo, Ethereum está intentando utilizar la tecnología de cadena de bloques para contratos inteligentes, lo que eliminaría intermediarios y automatizaría por completo el intercambio de dinero, acciones o propiedades.

A medida que esas monedas ganan popularidad y valor, se presta más atención al modo en que se minan. Recuerde que los primeros usuarios no compraban ni vendían bitcoins. Por el contrario, ellos los minaban. Dicho de un modo simple, la minería de criptomonedas es la verificación de transacciones en el libro contable de la cadena de bloques.

Cuando se producen las transacciones, los “mineros” verifican a todas y cada una de ellas para garantizar que sean correctas. Esas transacciones se suceden constantemente y, a medida que lo hacen, se agregan a un bloque. Cada bloque está compuesto por una cantidad determinada de transacciones y un enlace al bloque previo. Una vez que se añade una cantidad específica de transacciones a un bloque, entonces dicho bloque se agrega a la cadena de bloques. Pero antes de poder agregarse a la cadena de bloques, los mineros resuelven complejos acertijos matemáticos (con la ayuda de potentes computadoras) para verificar todas las transacciones y el orden en que se produjeron, y luego agregar el bloque a la cadena de bloques.

Como recompensa, los mineros reciben un pago en la moneda de dicho bloque y, de esa forma, se incrementa la cantidad de monedas de esa criptomoneda específica en el mundo. Hay que tener en cuenta que algunas monedas, como el bitcoin, tienen un límite sobre la cantidad de monedas que puede emitirse.

Ofertas iniciales de moneda

En 2016, una cierta cantidad de compañías (en su mayoría emergentes), comenzó a usar las criptomonedas como una forma de recaudar fondos. Lo más común es que la compañía cree una moneda o vale, y cuando las personas compren o inviertan en la moneda, la compañía recauda fondos

Muchas compañías emergentes prefieren este método de recolección de fondos dado que no necesitan vender acciones a cambio de fondos. Los inversores, por su parte, esperan que las monedas digitales recientemente creadas aumenten su valor.

Clayton dice: "Creo que las ofertas iniciales de moneda, ya sea que representen ofertas de valores o no, pueden ser formas efectivas de recaudar fondos para los emprendedores y otras personas, incluso en los proyectos innovadores".

Sin embargo, en la misma oración Clayton nos advierte que, dado que los emisores no consideran a esas monedas como valores, esas ofertas iniciales de moneda pueden estar reguladas por la SEC. Esto impone mayor responsabilidad sobre los compradores y los insta a hacer preguntas y realmente comprender qué están comprando.

Cómo comprar y comercializar criptomonedas

Se puede comercializar criptomonedas mediante el intercambio, como por ejemplo mediante Coinbase, Bitbuy.ca y Coinsquare. Estos sitios web le permiten comprar, vender o intercambiar criptomonedas por monedas convencionales (como dólares) u otras monedas digitales.

Por ejemplo, Coinbase le permite comprar y vender bitcoins, efectivo de bitcoin, Ethereum, Ethereum Classe y Litecoin. Además, les da a los usuarios una billetera digital donde guardar las monedas. Una vez que tiene una cuenta, usted puede comprar y comercializar monedas de forma similar a como lo haría con las acciones. Tal como sucede con cualquier transacción de valores, es importante evaluar las comisiones o cargos que se cobran por el intercambio.

Es importante tener en cuenta que esos intercambios no son regulados del mismo modo que otros intercambios de valores, y que algunas autoridades, como el Fiscal Estatal de New York, han formulado preguntas en torno al riesgo que supone para los consumidores que utilizan estas monedas.

También hay que tener en cuenta que la cantidad de vendedores que aceptan bitcoins como forma de pago sigue siendo limitada. Si bien algunos sitios web grandes aceptan las criptomonedas, para 2018 varios minoristas importantes aún no lo hacían.

Tal vez debido a esto, varios inversores prefieren especular sobre el precio de bitcoin sin poseerlo realmente. Lo hacen a través del mercado de futuros. Dado que la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos dijo a finales de 2017 que permitiría a los comerciantes comenzar a comprar y vender futuros de bitcoin, la criptomoneda se ha convertido en una de las  comercializaciones más populares en Chicago Board Options Exchange.

Inestabilidad y fluctuaciones de precios

El bitcoin ha experimentado importantes fluctuaciones de precio en los últimos años. Por ejemplo, el 17 de diciembre de 2016, un bitcoin valía aproximadamente $789. Exactamente un año después, un bitcoin valía más de $19,000, casi alcanzando su pico. Seis meses más tarde, el 17 de mayo de 2018, un bitcoin tenía un valor de aproximadamente $8,059.

A medida que a cada vez más usuarios e inversores comenzó a interesarles las posibilidades inherentes a una moneda no gubernamental, la demanda se disparó. Pero desde que alcanzó su pico a finales de 2017, el valor del bitcoin ha estado disminuyendo. Por último, nadie puede predecir los valores futuros de ninguna criptomoneda, pero saber cómo funciona el bitcoin y sus potenciales usos puede servir para evaluar su valor. Las criptomonedas son complejas y muy inestables, por eso quizás no sean la mejor inversión directa. Antes de realizar inversiones o tomar decisiones en torno a la criptomoneda, hable con su asesor financiero.

Para obtener más información sobre inversiones, riesgos y todas sus opciones, hable con su asesor financiero.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información se ofrece solo con fines educativos y comerciales en general, y no se debe interpretar como una recomendación o sugerencia sobre la conveniencia de adquirir, mantener o deshacerse de una inversión en particular; tampoco se debe interpretar como una sugerencia o indicación de que la inversión en particular o el curso de acción de la inversión descrita en la presente es adecuada para un inversor jubilado específico. Con esta comunicación, Regions no se propone ofrecer asesoramiento imparcial sobre inversiones ni ofrecer asesoramiento en calidad de fiduciario.