Mejore su presupuesto con un presupuesto en cero
Anterior

No importa si ha administrado su dinero durante años o si recién empieza a hacer presupuestos, descubra de qué manera los presupuestos en cero le pueden ayudar a aprovechar al máximo cada centavo.

Cuando el dinero escasea, su presupuesto debería ser muy estricto. Ya sea que esté elaborándolo con un ingreso variable, tratando sencillamente de controlar sus gastos personales, o bien necesite  ajustar su presupuesto después de perder el empleo, la estrategia llamada "presupuesto en cero" puede ayudarlo a asegurarse de que aprovechará al máximo cada centavo.

¿De qué se trata el presupuesto en cero?

La elaboración de presupuestos en cero es un método que lo anima a justificar cada dólar de su ingreso mensual. Todos los meses, usted empieza desde cero y crea un nuevo presupuesto. Claro que puede usar el mes anterior como ayuda para calcular a dónde irá su ingreso. Por ejemplo, si gastó menos de lo anticipado en comestibles durante el mes pasado, debería asignar ese dinero a su fondo de ahorros.

Si bien es una excelente  táctica para elaborar presupuestos durante dificultades financieras, la creación de presupuestos en cero también es muy útil para personas con ingresos variables o quienes simplemente necesitan analizar más detalladamente sus gastos.

Pasos para elaborar un presupuesto en cero

Antes de implementar este tipo de presupuestos, debe analizar con honestidad su situación financiera. Esta puede ser una tarea intimidante, pero desglosarla en estos pasos puede ser de ayuda.

  1. Calcule su ingreso. Empiece sumando todas sus fuentes de ingreso mensual. Asegúrese de incluir cheques de nómina correspondientes a empleos de tiempo completo o parcial, junto con beneficios como pensión alimenticia y manutención infantil. Para quienes tienen ingresos variables, aquí es donde es útil contar con un presupuesto en cero. Al empezar de nuevo todos los meses, puede basar su presupuesto en el ingreso mensual estimado y generar una proyección más precisa.
  2. Haga un seguimiento de sus gastos. Si no estuvo prestando atención a sus gastos en el pasado, quizás le cueste entender a dónde va su dinero todos los meses. Empiece revisando recibos o resúmenes de tarjetas de crédito y anote cuáles son sus gastos. Luego, empiece a hacer un seguimiento estricto de los mismos durante unos meses. Quizás le resulte útil usar una  planilla de seguimiento de gastos personales. A medida que refina sus hábitos de gastos, busque en qué categorías puede hacer recortes y a cuáles puede dedicar más dinero, como un fondo para emergencias.
  3. Clasifique sus gastos. Un presupuesto en cero puede ayudarlo a asignar cada dólar de su ingreso —pero antes de empezar con esto, deberá crear categorías de gastos. Identifique todos los egresos —incluya pagos de deudas, necesidades y deseos, un fondo para emergencias y objetivos de ahorro. Si quiere ahorrar para un auto nuevo, por ejemplo, añada una categoría de ahorro especial en el presupuesto mensual con este fin.
  4. No pierda de vista sus ahorros. Un aspecto positivo de usar el presupuesto en cero es que le presenta una forma de ahorrar todos los meses. Una vez que haya asignado su dinero en categorías, use el resto para incrementar el fondo para emergencias, etc. Para seguir siendo consistente, puede planificar ahorrar un porcentaje de su ingreso mensual todos los meses. De esa forma, no importa cuánto haya ganado en un mes dado, aún así tendrá sus objetivos de ahorro en cuenta.

Puede elaborar un presupuesto en cero con una aplicación, una  planilla con un plan de gastos gratis, o de la forma tradicional con lápiz y papel. Lo más importante es elegir un método que funcione para usted y que sea fácil de mantener.

¿Un presupuesto en cero es la opción ideal para mí?

Si bien los presupuestos en cero pueden ayudarlo a hacerse cargo de sus gastos, especialmente si tiene un ingreso variable, el proceso puede llevar más tiempo o requerir más participación en comparación con un presupuesto tradicional.

Si detecta que sus gastos mensuales varían en gran medida de un mes a otro, elaborar un presupuesto en cero puede ser más complicado. Una solución podría ser separar dinero específicamente para los gastos variables a fin de no quedarse sin dinero.

Si decide probar con un presupuesto en cero, puede llevarle uno o dos meses ajustarse al mismo. Tenga paciencia y, lo más importante, justifique cada dólar.

¿Busca algo más? Eche un vistazo a nuestra  serie de podcasts Better Budgeting para recibir consejos, trucos e información que le ayudarán a cumplir con sus objetivos de administración del dinero.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.