Qué hacer si se graduó durante una recesión
Anterior

Quienes se acaban de graduar enfrentan un "mundo real" complicado a causa de la pandemia y la recesión económica.

Se graduó en la universidad y acaba de ingresar al "mundo real" durante un momento inusual. La pandemia puede haberle arrebatado su ceremonia de graduación y despedirse de sus amigos. Y ahora se enfrenta a un entorno económico incierto. No solo necesitará ser más flexible en su búsqueda de empleo, es posible que además deba cuidar más sus finanzas.

Si bien estas circunstancias pueden estar fuera de su control, existen formas de tomar el control de su situación de manera proactiva.

Adaptar sus planes

Mientras el país atraviesa un índice récord de desempleo, es probable que le resulte algo difícil encontrar su primer trabajo. Puede parece que sus opciones son limitadas, pero no resigne su pasión tan rápido. Incluso a pesar de la recesión económica, algunas industrias como la de tecnología, medicina y comercio electrónico, están atravesando un buen momento.

Quizá incluso más que antes de la crisis, tender redes es crucial. Contacte a su parientes, amigos, colegas de la escuela, profesores y a cualquier persona con la que tenga una relación estrecha o profesional y que podría ayudarle a encontrar oportunidades. Como los encuentros presenciales están suspendidos, evalúe usar herramientas como LinkedIn o Twitter para conectarse con personas de la industria de su interés. Más aun, aproveche los recursos laborales que pueda haber a su disposición, como una bolsa de empleo o un consejero en la universidad.

Por último, considere forjar su propio camino. Según su especialización, quizá pueda ofrecer sus servicios de manera  independiente  para acumular experiencia, como hicieron muchos integrantes de la generación del milenio durante la Gran Recesión. Como muchas empresas despidieron a sus empleados de tiempo completo, posiblemente recurran a profesionales independientes para cubrir sus vacantes.

Administrar sus finanzas

Aunque la recesión actual impactó prácticamente a todo el país, posiblemente usted enfrente otra crisis: su deuda estudiantil.

Afortunadamente, las iniciativas de esfuerzo del gobierno no dejaron fuera a los estudiantes que pidieron préstamos. En virtud de la ley CARES, los estudiantes con préstamos federales tienen un aplazamiento automático con 0% de interés entre el 13 de marzo de 2020 y el 30 de septiembre de 2020. En términos sencillos, esto significa que pueden dejar de hacer su pagos mensuales por un tiempo sin que esto devengue intereses por mora.

Entonces, ¿debería pagar su préstamo durante este período? ¿Ahorrar mientras puede? En definitiva depende de su situación particular. Si no tiene ningún ingreso, debería priorizar cubrir sus gastos y necesidades básicas por sobre los pagos del préstamo. Si tiene empleo (o alguna estabilidad financiera), debería priorizar otras deudas que devengan intereses altos como los de tarjeta de crédito por encima de los préstamos estudiantiles durante el período de asistencia. Es posible que otros prestamistas que no pertenecen al gobierno federal también ofrezcan medidas de alivio, así que contacte a las instituciones con las que tiene acuerdos. Pero en última instancia, si se encuentra en una situación estable sin otras deudas importantes, seguir  pagando la deuda de su préstamo puede beneficiarlo en el largo plazo.

Por último, si durante su tiempo de estudiante tenía un empleo, quizá cumpla con los requisitos de antecedentes laborales e ingresos para acceder a los beneficios regulares de seguro de desempleo. Incluso si no es elegible para los beneficios tradicionales, podría ser elegible para los beneficios de Asistencia por Desempleo frente a la Pandemia (PUA, en inglés). Puede ver los  requisitos de beneficios de desempleo de su estado para solicitarlos lo antes posible.

Antes de la pandemia, los graduados se encontraban con una economía próspera con los índices históricos de desempleo más bajos. Ahora, la "promoción COVID-19" deberá adaptarse para encontrar empleos disponibles, cubrir puestos que no preveían y poner algo más de esfuerzo para cuidar sus finanzas.

Si quiere acceder a más consejos, herramientas y orientación acerca de todo lo relacionado con cancelar su préstamo estudiantil o presupuestar después de graduarse, visite  Next Step para estudiantes.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.