“Ser adulto” 101: cómo prepararse para la vida después de la universidad
Anterior

La graduación es inminente y tenemos 12 consejos para ayudarle en la transición a la vida postuniversitaria. 

Hay que afrontarlo: "ser adulto" tiene una mala reputación. Dejar la universidad y entrar al "mundo real" puede parecer intimidante, pero no tiene que ser abrumador. Hay varias cosas que usted puede hacer mientras está en el campus para facilitar su transición.

Desde cultivar una red sólida que pueda ayudarle en su búsqueda de empleo, una ventaja competitiva para desarrollar un presupuesto mensual que pueda ayudarle a tener control sobre sus facturas y metas financieras, tiene 12 cosas que hacer antes de la graduación para que comience su camino de "ser adulto". 

1. Construya su red 

Cuando comienza a buscar un empleo, conocer a las personas correctas puede ser de gran ayuda. Una "red" comprende a las personas que usted conoce. Probablemente ya tiene une red profesional alrededor suyo: amigos, familiares, compañeros de clase, vecinos, colegas de trabajo y profesores, por nombrar algunos. Estas personas pueden tener relaciones que pueden ayudarle a encontrar un empleo, apartamento o algo más que necesite. 

Siga ampliando su red al mantener contacto con las personas que conoce durante las prácticas profesionales y clases. Al tiempo que se desarrolla su carrera, sus pares pueden alertarle sobre vacantes y oportunidades profesionales a las que no tendría acceso de otro modo (y viceversa). 

Además considere unirse a la asociación de exalumnos de su escuela para hacer una red con los profesionales con quienes ya tiene algo en común. 

2. Aproveche las ferias laborales y la bolsa de trabajo

Los eventos pueden ser una forma inteligente de construir su red. Si su escuela organiza ferias laborales, asegúrese de asistir y ver qué compañías están contratando en su campo y en dónde se ubican esos empleos. Si puede, busque eventos que se centren en su industria específica o que tengan compañías para las que busca trabajar genuinamente para que su tiempo se invierta de manera más eficiente.

Si su escuela tiene un centro de desarrollo laboral, aproveche sus recursos antes de llegar a su último año. Es un recurso increíble que puede ayudarle a construir un currículum, hacer simulacros de entrevistas laborales, obtener consejos profesionales o buscar prácticas profesionales que le den ventaja durante su búsqueda laboral como graduado. 

3. Encuentre un mentor

En las etapas tempranas de su carrera, un mentor puede ayudarle a navegar el mundo laboral y proporcionar una perspectiva que puede ayudarle a desarrollar exitosamente su carrera. Un mentor puede ser un profesor con relaciones en su campo, un exjefe o incluso algún amigo de la familia. Quién elige como mentor dependerá de su campo o interés y deseo de carrera profesional.

Es bueno tener una idea de la dirección que le gustaría que tome su carrera profesional, así que haga preguntas específicas de su mentor y aproveche su orientación al máximo.

4. Pula su presencia en medios sociales

Si no ha hecho esto, entonces es el momento ideal de desarrollar una presencia en medios sociales profesionales en Linkedin y comenzar a agregar a su red en crecimiento. 

Adicionalmente, es importante asegurarse de que sus otras cuentas en medios le representen de manera positiva. Los posibles empleadores pueden buscarle en línea y, si ven algo que no les convenza o que encuentren ofensivo en sus medios sociales, podría costarle la oferta laboral. 

No tiene que ponerse a eliminar todo. Solo asegúrese de que sus publicaciones reflejen a la persona que quiere que vea un empleador potencial. Borre o retire etiquetas de cualquier publicación que no haga juego con esto. 

5. Comience su búsqueda de empleo

Para su último año de estudios, debe estar buscando activamente un empleo. Algunos campos, tales como finanzas, esperan que sus candidatos comiencen desde el penúltimo año. Durante el último año y en particular el último semestre, manténgase alerta buscando puestos de bajo nivel para los que esté calificado. 

Saque provecho de su red y bolsa de trabajo para expandir el alcance de su búsqueda, pues ellos pueden tener acceso a pistas laborales que aún no se publican.

6. Arregle su crédito 

Su crédito se volverá relevante para varias personas pronto, así que es buen momento para comenzar a pensar en esto. Los posibles empleadores pueden verificar su crédito como parte del proceso de selección. Además, un crédito sólido le dará una ventaja si necesita arrendar un apartamento o comprar un automóvil. 

Para mantener su crédito en buen estado, pague sus facturas a tiempo cada mes y no permita que el saldo de su tarjeta de crédito exceda el 30 por ciento del límite crediticio de su tarjeta. 

7. Conozca sobre las opciones de pago de préstamos estudiantiles   

Si ha utilizado préstamos estudiantiles como ayuda para financiar su educación, piense en su plan de pago. 

Para préstamos estudiantiles federales, probablemente hay múltiples opciones de pago disponibles, entre ellas estándar, de graduado y basadas en el ingreso. 

  • El pago de préstamos estudiantiles estándar es el mismo monto de pago repartido homogéneamente durante el plazo del pago del préstamo. 
  • El pago de préstamos estudiantiles para graduados comienza con una cantidad menor (en vista del monto del salario para graduados recién contratados) y aumenta cada dos años. 
  • El pago de préstamos estudiantiles basado en el ingreso conecta sus montos de pago mensuales con su ingreso. 

Visite el sitio web de Ayuda Federal para Estudiantes para saber más. Si tomó préstamos estudiantiles privados, probablemente tendrá que considerar términos diferentes. Es inteligente considerar hablar con un asesor de pagos de préstamos para determinar cuál es la mejor opción para usted.

8. Asista a una asesoría sobre préstamos estudiantiles 

Considere programar una cita con un asesor de pago de préstamos para determinar qué opciones de pago hay disponibles. Revise National Foundation for Credit Counseling para encontrar asesores calificados. Pregunte sobre las ventajas o desventajas de cada estrategia y cómo el pago de préstamos estudiantiles se ajusta a sus otras obligaciones financieras. 

9. Cree un presupuesto 

Si aún no tiene un presupuesto, cree uno para poder responder algunas preguntas sobre "ser adulto", tales como: ¿cuál es su salario objetivo y cuánto puede pagar de alquiler? Comience recabando todos sus gastos mensuales y determine cuáles son fijos, tales como renta y pagos de préstamo estudiantil y cuáles son variables, tales como abarrotes y gasolina. Categorice cada gasto y anote cuánto dinero gasta en cada categoría cada mes. Si está gastando más de lo que gana, busque en dónde es posible hacer ajustes. 

10. Empiece a ahorrar para un fondo de emergencias 

Lo ideal sería que su presupuesto incluya una categoría para ahorrar dinero. Si bien esto puede ser difícil cuando apenas comienza, es buena idea priorizar el ahorro para un fondo de emergencia. Un fondo de emergencia puede ayudarle a cubrir gastos inesperados, tales como reparaciones de su auto o facturas médicas y evitarle cargarlos a una tarjeta de crédito. Intente ahorrar de $500 a $1,000 para comenzar y luego intente construir un fondo para emergencias que pueda cubrir sus gastos necesarios por tres meses, lo cual ayuda a aligerar la carga de la pérdida de un empleo. 

11. Piense en la jubilación 

Puede parecer extraño pensar en dejar la vida laboral cuando está recién comenzando, pero en realidad es el mejor momento para comenzar una cuenta de inversión para jubilación. Al hacer contribuciones regulares para la jubilación (busque que sea 10 por ciento de su ingreso) a temprana edad, usted permite que sus fondos crezcan por décadas debido a que sus inversiones crecen con el tiempo. Por ejemplo, una persona de 25 años de edad que contribuye con $200 cada mes a una cuenta 401(k) con un rendimiento de 7 por ciento, puede esperar tener casi $500,000 a la edad de 65. Si espera a tener 35 años para comenzar a ahorrar para la jubilación, tendría que contribuir con $500 por mes con un rendimiento de 7 por ciento para alcanzar aproximadamente $500,000 en 30 años. 

En las entrevistas de trabajo pregunte por el acceso a una cuenta de jubilación 401(k) u otro vehículo de inversión para la jubilación. Una vez que tenga un empleo, aproveche esto tan pronto como sea posible. 

12. Ahorre para grandes compras 

Una de las partes más emocionantes de entrar al "mundo real" es planificar el futuro. Comience a pensar cuál podría ser alguna de sus metas a largo plazo: ¿desea comprar una casa? ¿Viajar al extranjero de vacaciones?

Una vez que tenga un fondo para emergencias y haya comenzado una cuenta de jubilación, comience a ahorrar para estas cosas. Para metas específicas, como ahorrar para una boda o hacer un pago inicial, puede ser útil abrir una cuenta de ahorros separada para que no tenga la tentación de tocar los fondos. 

Hacer la transición de universitario a adulto que se embarca en un empleo puede ser un momento desafiante, pero también tiene experiencias satisfactorias que le definirán cuando cumpla 20. Crear un plan para su vida postuniversitaria mientras sigue en el campus le ayudará a prepararse para el éxito tanto profesional como personal. 

 
Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.