5 formas de aprovechar al máximo los desembolsos de su préstamo estudiantil
Anterior

Los préstamos estudiantiles son una buena forma de ayudar a solventar los gastos de la universidad, pero es importante saber administrar los desembolsos de manera inteligente. La bloguera invitada Raya Reaves de City Girls Savings comparte sus consejos más importantes para presupuestar y administrar los desembolsos de los préstamos estudiantiles para que su situación financiera sea excelente al graduarse.

Raya ReavesPor Raya Reaves, fundadora y asesora en finanzas de  City Girls Savings, LLC.
Con el patrocinio de Regions Bank, Member FDIC. Las reflexiones contenidas me pertenecen.

¡Felicidades! ¡Llegó a la universidad! Ahora es momento de pagarla. Por suerte existen muchas opciones al solicitar préstamos estudiantiles. Pero primero le recomendamos que lea el artículo de Regions,  Préstamos para estudiantes: ¿qué pueden cubrir? Allí le contamos exactamente cómo puede aprovechar sus préstamos estudiantiles.

En esta publicación me propongo ofrecerles una guía para armar un presupuesto con los desembolsos de su préstamo estudiantil. Por eso me sumé a Regions Bank, para procurar que tenga estas cosas en cuenta al administrar los fondos de su préstamo.

N.º 1: Tome solo lo que necesita realmente

Cuando llegue el momento de recibir los desembolsos de su préstamo estudiantil, se sorprenderá de ver los importes que le ofrecen. Lamentablemente, puede ocurrir que le ofrezcan más en préstamos disponibles que lo que realmente necesita. Le recomiendo que resista la tentación de tomar todo el dinero que le ofrecen. Si lo toma todo, debe devolverlo.

Pensará "por supuesto que tengo que devolverlo". Sin embargo, recuerde que debe devolverlo... con intereses. Dicho esto, quisiera comentarle una estadística. Según el Institute for College Access and Success, los estudiantes de la promoción 2017 que solicitaron préstamos adeudan un promedio de $28,650. Imagine si debe ese monto sin siquiera tener un empleo en perspectiva.

Volviendo a mi punto anterior, tome en préstamo solo lo que necesita realmente. Pero ¿cómo sabe cuánto necesita? Piense en cuánto tiempo necesita que le dure ese dinero. Por lo general, los desembolsos de los préstamos estudiantiles son por período lectivo. Es decir que si los períodos lectivos de su universidad son semestres, los desembolsos se pagan por semestre. Esto significa que el monto de su préstamo tiene que durarle varios meses.

Con el desembolso de su préstamo hipotecario deberá cubrir su matrícula, vivienda, suministros, alimentos, gastos de vida mínimos, gastos de su teléfono celular, transporte y otros gastos según su situación particular. Si suma todos sus gastos del semestre puede calcular exactamente cuánto necesitará. Calcule montos un poco más grandes para alimentos y transporte, para evitar calcular de menos.

Recuerde, tiene que devolver los préstamos que tome. Tome solamente lo que necesita para estar en la mejor posición posible cuando se gradúe.

N.º 2: No se deje encandilar por una suma grande que recibe de una vez

Más allá de si recibe los desembolsos en forma semestral o anual, no se distraiga con la suma total. Puede entusiasmarlo tener todo ese dinero a su disposición, pero ya debería saber cuánto necesitará para cubrir los gastos de su período. Si conoce esta cifra, la suma total ya no parecerá tan atractiva.

Después de todo, debe durarle hasta el final del semestre, y quizá un poco más. Si tiene previsto permanecer en el campus cuando termine el semestre, o si planea tomar un curso de invierno o verano, es posible que necesite que el préstamo le dure un poco más. También podría verse tentado de gastar todo ese dinero que recibe. Para evitar la tentación, recuerde que este dinero debe durarle un tiempo. No recibirá más hasta la fecha del próximo desembolso.

N.º 3: Recuerde cubrir sus prioridades primero

Si tiene costos de matrícula, vivienda, libros y suministros, cuando reciba el desembolso cubra esos gastos primeros. Ocúpese y resuélvalo. No solo se sentirá mejor sabiendo que los gastos principales están cubiertos, sino que además no deberá preocuparse por la posibilidad de gastar el dinero por error. Sus prioridades siempre deben estar antes.

Una vez que haya pagado todas las facturas y gastos que debe pagar, divida lo que le quede. Con el importe restante tendrá que cubrir sus gastos en comestibles, transporte (piense en el seguro y la gasolina) y otros gastos mensuales como el de su teléfono celular. ¿Cuántos meses de esos gastos debe cubrir hasta su próximo desembolso? Divida el monto total de esos gastos por la cantidad de meses en que deberá cubrirlos. Eso es lo que puede gastar por mes en esos gastos.

¿No sabe con certeza cuánto necesitará para esos tipos de gastos? Consulte este artículo sobre  Cómo presupuestar una vida universitaria diaria , que le ofrece algunos consejos. No es necesario que se prive de nada, pero también es importante que no gaste de más. ¡Necesita que el dinero le dure!

N.º 4: Deposite el resto del dinero en otra cuenta bancaria

Para ayudar a garantizar que no gaste más que su asignación mensual (o los fondos de su próximo semestre), le recomiendo que deposite lo que no necesita en otra cuenta bancaria. Hay muchas opciones de cuentas bancarias sin costo o con costos bajos disponibles.

Puede tener su cuenta de cheques principal solo con el dinero que necesita para el mes en curso y el resto del dinero en una cuenta de ahorros u otra cuenta de cheques. El punto es intentar evitar que el dinero que necesita que le dure los próximos 2 o 3 meses se mezcle con el que necesita ya mismo. Para algunos eso es demasiada tentación. Si no tiene el dinero que no necesita ahora a la vista, ni siquiera pensará en él.

De todas maneras este consejo exige algo de esfuerzo de su parte. El dinero está en otra cuenta, y eso facilita que se olvide de su existencia, pero no necesariamente significa que no lo vaya a gastar antes de tiempo. Además debe hacer un esfuerzo consciente de mantenerse en el presupuesto. Administre el dinero de su cuenta de cheques principal. Recuerde, si empieza a recurrir a los fondos de los próximos meses, se queda con menos para cuando lleguen esos meses.

N.º 5: Busque formas de hacer dinero, cualquier importe de dinero

¿Está demasiado ajustado? ¿Necesita algo más de dinero para conocer la ciudad donde está su universidad o asistir a eventos con amigos? En lugar de tomar más del dinero otorgado por su préstamo, busque formas de hacer dinero. Incluso si es poco, puede usar lo que gane para cubrir sus gastos de diversión. Puede trabajar en una librería local, conducir un servicio de transporte a través de aplicaciones, dar clases particulares o prestar algún servicio de manera independiente.

No tiene por qué limitarse a lo que hay en el campus, aunque por lo general hay beneficios interesantes si trabaja para la universidad. Llame a su oficina de asistencia financiera en cuanto lo acepten en la universidad para consultar sobre los programas de trabajo y estudio patrocinados por el gobierno federal.

Otra opción podría ser solicitar becas. Las becas le ayudan con los costos de su educación, para que pueda tomar menos desembolsos de su préstamo estudiantil. Lea este artículo con  Cinco consejos para conseguir becas , con excelentes ideas para encontrar y solicitar dinero a través de becas.

Su educación es prioritaria, no hay discusión. Pero si tiene algo de tiempo libre, una fuente de ingresos adicionales puede hacer maravillas por su experiencia universitaria. Incluso puede empezar a ahorrar. Quién sabe cuánto habrá logrado ahorrar al momento de graduarse.

Como graduada universitaria puedo decirles que no hay nada mejor que pueda hacer por su futuro que procurar llegar a la graduación en la mejor posición financiera posible. Encontrar un empleo puede llevar más tiempo del que cree. Es posible que no gane tanto dinero como desearía. Podría surgir algún inconveniente que demore el progreso de repago de su préstamo estudiantil. Pero si sigue los consejos de arriba su vida será un poco más sencilla y podrá administrar lo mejor posible los desembolsos de su préstamo estudiantil. Recuerde, con la actitud correcta, está destinado a lograr grandes cosas.

City Girl Savings fue fundado por Raya con el objetivo de enseñar y empoderar a las mujeres para que alcancen el éxito financiero a través de procesos para presupuestar mejor, cambios de mentalidad con respecto al dinero, ayuda para pagar deudas y verdadera responsabilidad al gastar dinero. City Girl Savings ofrece artículos educativos, planes de presupuesto personalizados, asesoramiento financiero y más.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.