Hipoteca 101: cómo solicitar un préstamo
Anterior

Millones de personas solicitan hipotecas cada año, pero no todos los que la solicitan la obtienen. Por eso, ¿de qué modo puede incrementar sus posibilidades de recibir la aprobación en lugar de recibir una carta de denegación de su prestamista?

Tener la propiedad de una vivienda sigue siendo una gran parte del sueño americano. Millones de personas solicitan hipotecas cada año para hacer ese sueño realidad. Pero no todas las personas que solicitan una hipoteca finalmente la obtienen. De hecho, alrededor del 12 por ciento de quienes solicitaron una hipoteca en 2015 recibieron una respuesta negativa, de acuerdo a la información obtenida de la Ley de Divulgación Hipotecaria Residencial.

Entonces, ¿cómo puede evitar recibir una triste carta de denegación por parte de su prestamista? Planifique con anticipación, dice Karry Lewis, vicepresidente y gerente de Administración de Producción Hipotecaria en Regions Bank.

"No es cosa de despertarse un día y decir: 'me voy a comprar una casa hoy mismo'. Debe prepararse", advierte. Afortunadamente, quizás está más preparado de lo que cree.

Prepararse para solicitar un préstamo

Además de preparar todos los documentos necesarios, deberá organizar sus finanzas mucho antes de iniciar la búsqueda de una vivienda. Por lo general, los prestamistas evaluarán algunas cuestiones antes de tomar una decisión: el historial crediticio, el monto de deuda que tenga, la estabilidad de sus ingresos y el monto del pago inicial.

Saltearse pagos, tener un historial crediticio breve, adeudar un monto importante y carecer de estabilidad de ingresos son algunos ejemplos de las situaciones que pueden afectar su calificación crediticia.

"No es necesario que tenga un crédito perfecto para recibir la aprobación, pero su historial de pagos es de vital importancia para el prestamista", advierte Lewis. "Les indica cuán importantes son para usted sus obligaciones crediticias, y eso puede ser lo que los lleve a tomar una decisión".

Sin embargo, es importante recordar que ninguna solicitud es igual a otra, por lo que su prestamista puede analizar las circunstancias y desafíos particulares de acuerdo a cada caso.

Mejorar su crédito puede llevar cierto tiempo, posiblemente un año o más, dice Lewis. Él recomienda pedir ayuda a una agencia de asesoramiento crediticio si no está seguro por dónde comenzar. También puede consultar su reporte crediticio anual sin cargo alguno y ver si hay errores que afecten su calificación.

¿Qué opciones de préstamos están disponibles para mí y cuáles son los requisitos?

Si desea solicitar un préstamo de la Administración Federal de Viviendas, un popular préstamo respaldado por el gobierno con un mayor porcentaje de aprobación, usted debe tener una calificación FICO mínima de 580 para calificar para un préstamo con un pago inicial del 3.5 por ciento. Sin embargo, si su calificación crediticia se encuentra por debajo de 580, posiblemente deba realizar un pago inicial del 10 por ciento, de acuerdo a la Administración Federal de Viviendas. Y en el caso de las personas con una calificación de 500 o menos, lo ideal es hablar con un asesor de confianza o profesional de finanzas, dado que esa calificación se considera no apta para acceder a un préstamo. Los requisitos adicionales para acceder a este préstamo gubernamental incluyen demostrar que ha tenido un historial de empleo estable durante los últimos dos años.

En general, los prestamistas también observarán su estabilidad de ingresos, que no es lo mismo que la estabilidad laboral, observa Lewis. Tener una buena calificación crediticia e historial crediticio permite que sea más simple calificar para todos los tipos de préstamos hipotecarios.

"Queremos ver que usted tiene un historial de ingresos estable o que se incremente con el paso del tiempo", dice. "No importa si ha tenido múltiples empleos durante un mismo período de tiempo, como por ejemplo un año acá y otro año allá, sino que sus ingresos sean estables o se incrementen".

Para cualquier préstamo en general, los prestamistas querrán ver sus ingresos durante los últimos 24 meses. Y querrán asegurarse de que gana lo suficiente para cumplir con comodidad con sus obligaciones de deuda y no esté excesivamente exigido por su nuevo pago hipotecario. Su relación deuda-ingreso, en la mayoría de los casos, no deberá exceder el 43 por ciento. Para calcular su relación deuda-ingreso, sume todos los pagos de deuda mensuales y divídalos por su ingreso mensual bruto.

Su pago inicial variará dependiendo del prestamista y del préstamo específico que busque, pero quizás no necesite tanto como imagina.

"Ya no tiene que poner un 20 por ciento en el pago inicial", expresa Lewis. "Hay prestamistas que ofrecen programas sin pago inicial y pueden requerir solo un 3 o un 5 por ciento hoy en día". Sin embargo, poner un 20 por ciento en el pago inicial normalmente elimina el gasto del seguro hipotecario y permite crear plusvalía con mayor facilidad.

Si no tiene éxito la primera vez, vuelva a intentarlo.

Recibir una denegación no significa que no podrá obtener una hipoteca en el futuro. Consulte al prestamista por qué fue denegado y comience a trabajar para hacer las correcciones: repare su crédito, salde su deuda, aumente sus ingresos o ahorre más dinero.

"El objetivo es saber exactamente por qué fue rechazado, crear un plan, ejecutar dicho plan e intentarlo nuevamente cuando esté listo", recomienda Lewis.

Más allá del tipo de préstamo que elija solicitar, es importante que se reúna con un asesor financiero o representante bancario de confianza para que le responda las preguntas que pueda tener con respecto a las tasas o al proceso de solicitud.

Ya conociendo los conceptos básicos para solicitar un préstamo, el próximo paso es comenzar. Visite regions.com/insights para obtener más información sobre cómo calificar para una hipoteca.

Los prestamistas normalmente consultan "Las cuatro C" de los préstamos hipotecarios. Es un análisis rápido y simple de lo que buscan en los solicitantes:

  1. Crédito: su registro de facturas y deudas pagas a tiempo
  2. Capital: su dinero, ahorros y activos
  3. Colateral: el valor de la vivienda que desea comprar

Capacidad: su posibilidad actual y futura de devolver el préstamo

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general en naturaleza y se brinda solo para fines informativos. Regions no hace declaración alguna en cuanto a la exactitud, integridad, puntualidad, idoneidad o validez de ninguna información presentada. No se debería confiar en o interpretar la información provista y los estados de cuenta realizados por los empleados de Regions como asesoramiento contable, de inversiones, legal o de impuestos, o planeamiento financiero. Regions le recomienda consultar con un profesional para recibir asesoramiento aplicable a su situación específica.