Cómo ajustar su presupuesto si pierde su empleo
Anterior

Después de perder su trabajo, volver a trabajar en su presupuesto puede ayudarlo a compensar la pérdida de ingresos y mantenerse a flote.

No hay otra manera de decirlo: cuando pierde su trabajo, es muy probable que deba hacer ajustes financieros importantes, especialmente si se perdió la principal fuente de ingresos. Si bien es posible que se vea tentado por recortar algunos gastos, es crucial que se tome un momento para hacer ajustes reales a su presupuesto. Regirse por un presupuesto actualizado —o crear uno si todavía no lo hizo— puede ayudarle a evitar las dificultades financieras en el futuro.

Una vez que haya tomado las  medidas inmediatas luego de perder el empleo, los siguientes consejos pueden ayudarlo a ajustar sus hábitos de gasto.

Diseñe una planilla para su presupuesto

Empiece elaborando una planilla para el presupuesto, ya sea digital o manuscrita en una hoja de papel. Use esta planilla para ir paso a paso por la creación, o actualización, de su presupuesto. Incluya columnas separadas para ingresos, gastos fijos y gastos flexibles.

Quizás desee usar una  planilla para diseñar un presupuesto  para ayudarse a completar el nuevo presupuesto. Puede imprimirla o guardar su propia versión para completar. El objetivo de esta planilla es ayudarlo a evaluar sus hábitos de gastos y además ayudarlo a tomar decisiones sobre cómo usar el ingreso por desempleo o cualquier otro ingreso que pueda recibir durante este tiempo.

Evalúe sus ingresos

Determine cuánto dinero ingresará en los próximos meses armando una lista con cada fuente de ingreso en la planilla de su presupuesto. Si su empleador le ofreció un pago por indemnización, anote cuándo recibirá el último cheque. Además, averigüe qué conceptos incluirá este cheque de nómina final —vacaciones no devengadas, licencias por enfermedad o pagos atrasados, por ejemplo. No se olvide de sumar los beneficios por desempleo que quizás reciba, o el dinero proveniente de alguna pensión alimenticia o manutención de menores.

Sume los gastos fijos

Cuando tenga una idea clara de cuánto dinero recibirá, sume cuánto necesitará para cubrir sus gastos. Haga una lista de todos los gastos obligatorios que deberá cubrir cada mes, incluyendo el alquiler o los pagos de hipoteca, servicios públicos, pagos del automóvil, primas de seguros, facturas de telefonía y pagos mínimos de deudas. Si prevé no poder cubrir uno o más de estos gastos, comuníquese con el proveedor de servicios o el acreedor para saber si ofrecen algún tipo de asistencia a corto plazo. Reciba más información sobre  qué hacer si no puede pagar una factura.

Evalúe sus gastos habituales

Después de haber sumado el total de sus gastos fijos, deberá reflexionar con honestidad sobre sus gastos flexibles. Estos son gastos que pude reducir o eliminar del todo. Consulte su planilla del presupuesto y reste los gastos fijos de sus ingresos. El dinero que sobra después de haber pagado sus gastos fijos es el monto que tiene disponible para ahorrar y los gastos flexibles.

Haga una lista de los artículos no indispensables en los que gasta dinero todos los meses. Quizás le parezca útil usar una  planilla de seguimiento de gastos. Revise los resúmenes de sus tarjetas de crédito y los recibos viejos para calcular cuánto gasta generalmente en cosas como comestibles, comer afuera, suscripciones y más, y busque en qué categorías puede hacer recortes hasta que encuentre un nuevo empleo. Recuerde que estos recortes en sus gastos no necesariamente deben durar para siempre.

Apéguese a su nuevo presupuesto

Una vez que haya terminado de elaborar su presupuesto, tómelo con seriedad y cúmplalo. Reducir sus gastos habituales después de perder el empleo puede requerir disciplina, pero cuando haya pasado este período de dificultades, sus capacidades de administración financiera habrán mejorado.

Prepararse para lo inesperado puede ser difícil, pero siempre hay formas de responder cuando sus finanzas sufren un revés. Si necesita consejos, herramientas y recursos educativos diseñados para ayudarlo a recuperar el control de sus finanzas, visite  Next Step de Regions.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.