Nuevas tendencias en el lugar de trabajo pospandemia
Anterior

Sin dudas, esta pandemia ha cambiado el lugar de trabajo en EE. UU. e introdujo una manera de trabajar más flexible y centrada en las personas.

Mientras los líderes comerciales trabajan para determinar cómo será la denominada nueva normalidad en su organización, una cosa es evidente: el lugar de trabajo en EE. UU. se ha transformado. A pesar de que la pandemia generó un impacto negativo en el trabajo en equipo que resultó estresante y repleto de problemas, también les abrió la puerta a nuevas maneras de trabajar , que muchos líderes empresariales esperan poder seguir empleándolas en el mundo pospandemia.

"De aquí en adelante, la idea es tomar lo mejor del mundo previo a la pandemia y las mejores enseñanzas del mundo durante la pandemia y descifrar cómo combinarlos", sugiere Kelley Brown-Murro, vicepresidente sénior, ejecutiva de mercado en Regions Bank.

Al igual que muchos equipos a lo largo y a lo ancho del país, Brown-Murro y su equipo transitaron un nuevo panorama durante la pandemia de COVID-19. Se adaptaron a las nuevas maneras de llevar a cabo las tareas laborales, evolucionaron y descubrieron nuevas eficiencias a lo largo del camino.

Trabajar juntos y volverse más fuertes

Al comienzo de la pandemia, muchos ejecutivos consideraban al trabajo remoto como una solución necesaria, aunque no ideal. Para el 60% de las organizaciones que no contaban con una política de trabajo remoto establecida, las inquietudes abarcaban desde niveles mínimos de productividad hasta daños potenciales en el equipo en cuanto a la comunicación, colaboración y cultura de la compañía, como también la incapacidad de cumplir con las obligaciones laborales desde casa.

Tanto tiempo lejos de la oficina sin dudas no funcionó para todos los equipos; sin embargo, una encuesta reciente llevada a cabo por PwC demostró que el 83% de los ejecutivos y 71% de los empleados sintieron que el cambio al trabajo remoto resultó ser un éxito para sus organizaciones. Los empleados y autoridades mencionaron el aumento en la productividad como uno de los beneficios principales. Capgemini Research Institute descubrió que en 2020, más del 60% de las organizaciones registró un aumento en la productividad de hasta un 24%.

A pesar de que los líderes más jerárquicos de las empresas aún se esfuerzan por determinar de qué manera el cambio repentino al trabajo remoto ha impactado la cultura de su empresa, algunos ya han sido testigos de cambios positivos dentro de los equipos que gerencian. "Muchas personas se preocupan por su cultura y lo que están perdiendo por no asistir a la oficina, pero de muchas maneras, creo que ha resultado una mejora", explica Brown-Murro, quien remarca que la habilidad para interactuar con sus colegas en un entorno más relajado y casual ha resultado beneficioso. "Cuando su equipo puede conocer su casa, se conecta de una manera que no podría si estuviera en la oficina".

Y para muchos líderes, la experiencia también les dio la oportunidad de conectarse con sus empleados en un nivel más humano. "Ahora conozco mucho más a mis empleados, cómo les gusta que los traten y con qué están lidiando en sus vidas personales", explica Brown-Murro. "Cuando uno se reúne con sus colegas por video, ves sus mascotas, sus hijos, sus obras de arte y proyectos domésticos...y se volvió algo maravilloso. Podemos conocer las vidas de nuestros compañeros y comprender los desafíos a los que se enfrentan".

Para muchos ejecutivos, los beneficios del trabajo remoto los han hecho cambiar su postura sobre el asunto: el 75% ahora tiene planeado hacer que el trabajo remoto sea algo fijo en su organización para un número significativo de empleados en los próximos años. Y dado que el 68% de los empleados encuestados por Qualtrics expresaron el deseo de continuar trabajando en forma remota hasta cierto punto, esto será una excelente noticia para muchos trabajadores de EE. UU.

Al fin y al cabo, es posible que la pandemia haya conseguido lograr un mayor sentido de confianza entre colegas, incluso quizás mucho mejor que cualquier ejercicio de trabajo en equipo patrocinado por empresas.

"Esta experiencia llevó nuestra cultura existente a otro nivel", comenta Brown-Murro. "Superamos esta crisis juntos. Nos apoyamos unos a otros. Creo que esta experiencia realmente nos unió y nos permitió confiar en el otro".

El futuro de las reuniones

Antes de la pandemia, muchos profesionales llevaban una agenda ajetreada, llena de reuniones, viajes de negocios y presentaciones. En algún momento, la mayoría de los trabajadores estadounidenses pudieron identificarse con ese viejo chiste de oficina: "Otra reunión que podría haber sido un correo electrónico".

A pesar de que la pandemia no ha cambiado nuestra dependencia en las reuniones, es posible que haya cambiado la manera en la que las abordamos. Un análisis llevado a cabo por Harvard Business School descubrió que durante las primeras ocho semanas de confinamiento, los trabajadores asistieron a las reuniones un 13% más, quizás en un intento de compensar la falta de comunicación personal. Sin embargo, los mismos datos demuestran que las reuniones también se tornaron más eficientes durante este período, que eran un 20% más cortas en comparación con las ocho semanas previas al confinamiento.

La transición de salas de conferencias a videollamadas naturalmente dio lugar a un ambiente más relajado. Los incidentes que en otra oportunidad podrían haber sido motivo de vergüenza (fallas técnicas, ruido de fondo, problemas de conectividad, interrupciones por parte de un miembro del hogar) se volvieron parte del juego.

"Es alentador, particularmente para nuestros clientes", explica Brown-Murro. "Antes de la pandemia, cualquiera hubiera querido evitar un perro ladrando de fondo o un bebé llorando. Ahora, es algo que se acepta con naturalidad".

¿Qué será de los viajes de negocios?

Como las reuniones presenciales quedaron suspendidas repentinamente, muchas organizaciones adoptaron nuevas formas de conectarse con sus clientes, muchas de las cuales desean conservar una vez pasada la pandemia. Las corporaciones no sólo están aprovechando los beneficios financieros asociados con una reducción en los viajes y gastos de entretenimiento para los clientes, sino que muchos profesionales sénior disfrutan la oportunidad de pasar menos tiempos en el aeropuerto. Como resultado, es probable que algunas organizaciones reevalúen su necesidad de viajes de negocios. Un estudio llevado a cabo por la compañía consultora de la industria aérea IdeaWorks predice que hasta un 36% de todos los viajes aéreos de negocios podría desaparecer luego de la pandemia.

Para el equipo de Brown-Murro, a la larga, el futuro de las reuniones será influenciado por los clientes. "La pandemia nos sirvió para darnos cuenta de que muchas tareas se pueden realizar en forma remota", explica. "Nuestros clientes nos pueden decir cómo les gustaría comunicarse y nos reuniríamos en el lugar en donde ellos quieren. Eso puede ser en forma personal o remota y, en el futuro, los clientes serán quienes determinen eso".

Prepararse para lo que se viene

La transformación que sufrió el lugar de trabajo a causa de la COVID-19 ha presentado beneficios y desafíos. Si alguna enseñanza dejó la pandemia al mundo corporativo es la siguiente: la flexibilidad y la agilidad son aspectos fundamentales para resistir la interrupción. Mientras los líderes consideran qué es lo "normal"para sus organizaciones, esos mismos principios les servirán de impulso.

"Me entusiasma pensar en el futuro", comenta Brown-Murro. "Creo que seguiremos evolucionando y que arrastraremos muchas de las enseñanzas de este período".

Para obtener más ayuda y consejos para administrar una fuerza laboral repartida, escuche "Cómo administrar un equipo híbrido" en nuestro podcast Serie Commercial Insights with Regions Bank.

Siguiente

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.