Bonos verdes: ¿una inversión en el medioambiente con una rentabilidad sólida?

Bonos verdes: ¿una inversión en el medioambiente con una rentabilidad sólida?
Anterior

El mercado para instrumentos de bonos con el objetivo de costear proyectos de infraestructura sustentable es más que una moda.

Muchos consumidores están intentando contribuir en la lucha contra el cambio climático, ya sea mediante el reciclaje, el uso de vehículos ecológicos o el apoyo a la agricultura sustentable. Ahora, muchos de ellos apuntan a que sus carteras de inversión hagan lo mismo.

La emisión de bonos verdes, bonos que respaldan proyectos de infraestructura sustentable, está aumentando rápidamente. El año pasado, las entidades gubernamentales y corporaciones privadas emitieron $93.4 mil millones en bonos verdes; se espera que esta cantidad alcance los $200 mil millones en 2017, según Moody’s Investors Service. Estamos hablando de un aumento ágil para una categoría que debutó en 2007 y tenía menos de $5 mil millones en emisiones al 2012. Muchas ciudades estadounidenses, incluyendo Seattle, Cleveland, Washington, D.C. y St. Paul, Minnesota, también emitieron bonos verdes para proyectos que apuntaban principalmente al transporte y a la calidad del agua.

El concepto está adquiriendo popularidad entre emisores como también inversores que eligen efectuar inversiones para obtener beneficios sociales y medioambientales como también tasas de rentabilidad altas.

"Se puede hablar de una potencial ventaja, ya que los bonos verdes permiten a los inversores mostrar cómo están cumpliendo su parte; esto tiene un valor real desde la perspectiva de la comunidad", dice Cary Jones, vicepresidente sénior y estratega de fideicomisos corporativos y plicas en Regions.

La prima verde

De hecho, los inversores están ansiosos por comprar bonos verdes. Un informe de Barclays del 2015 muestra que los inversores estaban pagando 20 puntos base adicionales para adquirir bonos verdes en el mercado secundario. La prima, que es el resultado de costos bajos para el emisor, ayuda a explicar por qué los emisores están incorporando el nuevo segmento.

"Cualquier cosa que pueda disminuir los costos de solicitar préstamos es algo bueno", dice Julz Burgess, vicepresidente sénior y directora de Fideicomisos corporativos en Regions. "Reducir los costos que se generan al solicitar préstamos para municipios es una parte importante de la administración financiera general. Los municipios se encuentran en la constante búsqueda de realizar mejoras en sus distritos sobre una base factible en términos económicos; los bonos verdes han resultado útiles en ese aspecto".

Los bonos verdes obtuvieron popularidad entre las empresas estadounidenses y municipios con similares características. En 2016, la masiva empresa tecnológica Apple emitió $1.5 mil millones en bonos verdes para financiar proyectos de energía limpia a través de sus operaciones a nivel mundial. El departamento de transporte de Seattle emitió $923 millones en bonos verdes en 2015.

No todo lo que brilla es verde

Sin embargo, todavía hay ciertos obstáculos. Por ejemplo, a los Principios de bonos verdes de la International Capital Market Association generalmente se los considera como estándar en la industria, pero algunos bonos que se hacen llamar verdes no cumplen con las normativas del ICMA.

Con aproximadamente $36 mil millones en emisiones de bonos verdes el año pasado, China era la cuna del mercado de bonos verdes más grande del mundo en 2016, pero un tercio de esos bonos no cumplían con la normativa de los Principios de bonos verdes. Dichos bonos se habían emitido bajo una normativa china poco estricta, de acuerdo a un informe copatrocinado por Climate Bonds Initiative y por China Central Depository and Clearing Co., las cuales operan el sistema de depósitos de bonos del tesoro chino.

Y si los Estados Unidos se retira del acuerdo climático multinacional de París, parte de los cimientos de la campaña del presidente Donald Trump, puede afectar negativamente al crecimiento del mercado de bonos verdes. Si los EE. UU. flexibilizaran las regulaciones medioambientales y bajaran el nivel de exigencia, es probable que disminuya el número de empresas y municipios estadounidenses que tengan como objetivo proyectos a favor del medioambiente.

Incluso con esos obstáculos, aparentemente los bonos verdes seguirán dando sus frutos. Moody's ha pronosticado otro año con un crecimiento del 120% en el mercado mundial de bonos verdes, lo cual hará que este nuevo segmento de bonos alcance cierto nivel debido a su rápido crecimiento.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y se proporciona únicamente con fines educativos. La información provista no se debe interpretar como asesoramiento contable, financiero, de inversión, legal o impositivo. Regions lo alienta a consultar a un profesional para obtener asesoramiento en relación con su situación particular. La información provista y las declaraciones realizadas por individuos que no son empleados de Regions son los puntos de vista u opiniones de la persona que hizo la declaración y no necesariamente reflejan los puntos de vista, políticas y opiniones de Regions. Regions no se expresa sobre la precisión, totalidad, puntualidad, idoneidad o validez de toda la información presentada.