Estrategias especializadas para reducir el riesgo
Anterior

Todas las decisiones comerciales conllevan un riesgo, pero hay una estrategia de gestión de riesgo clave que suele pasarse por alto: los fondos de cobertura, debido a ciertas concepciones erróneas acerca de lo que implican.

Imagine a la directora financiera de un fabricante de alfombras estadounidense que tiene que decidir si comprar o no una máquina nueva. La máquina es un equipo especializado fabricado por una empresa alemana a lo largo de un período de dos años. Para analizar la inversión, evalúa diversos factores, desde cómo podría aumentar la productividad y reducir el consumo de energía hasta los costos asociados al financiamiento y la capacitación de los empleados.

Sin embargo, aunque su análisis es pormenorizado, existen ciertos factores que no puede predecir. La empresa alemana exige una serie de pagos a lo largo de su ciclo de fabricación de dos años.  Las tasas de interés podrían subir  de manera sustancial durante es período, e incluso en los siguientes cinco años, cuando la CFO deba cancelar el préstamo de tasa variable. Las tasas de cambio de divisas fluctúan de manera constante, al igual que los costos de energía.

Si la CFO tomara su decisión considerando solo las tasas de interés, de cambio y los costos de energía actuales y luego esos costos sufrieran modificaciones importantes, lo que en principio parecía una inversión ideal podría convertirse rápidamente en un mal negocio e incluso provocar pérdidas. ¿Cómo gestionará el riesgo relacionado con las tasas de interés, los tipos de cambio y los costos de ingreso de materiales nuestra CFO?

Por suerte siempre existen formas de gestionar estos riesgos a través de estrategias de cobertura. Las estrategias de cobertura son diferentes instrumentos financieros para reducir el riesgo relacionado con las fluctuaciones en los precios, aunque algunos directivos de empresas escépticos los consideran una forma de asumir riesgo en sí misma. Pero con frecuencia, como podemos observar en nuestro ejemplo, los fondos de cobertura se usan para lograr lo contrario, es decir mitigar el riesgo. Si no invierte en un fondo de cobertura, en esencia nuestra CFO resigna el control sobre la gestión del riesgo.

"No hacer nada es una decisión activa", dice Michael J. Zelickson, director ejecutivo de Gestión del riesgo financiero de Regions Bank. "Básicamente uno está apostando a lo que pueda ocurrir y no aplica ninguna estrategia de cobertura".

Así es que la CFO reconsidera su análisis e incluye una estrategia de cobertura.

Estrategias para poder predecir las tasas de interés volátiles

Decide empezar por las tasas de interés, que se ven afectadas por una serie de factores fuera de su control, como las condiciones macroeconómicas globales y las decisiones de los titulares de los bancos centrales. Se encuentra con varias formas, como swaps y opciones, como  estrategia de cobertura de tasas de interés, todas con el mismo objetivo: fijar sus costos financieros, que de otro modo serían variables.

"Aporta certidumbre y un flujo de efectivo más predecible de lo que el cliente gastará todos los meses o trimestres", dice Randy Lambeth, director ejecutivo a cargo de  Administración de riesgos financieros (commodities, comercio exterior, tasas de interés) de Regions.

"Y poder predecir ayuda a elaborar pronósticos, presupuestos y a cumplir con los objetivos de ganancias internos", añade Will Peter, vicepresidente, Gestión del Riesgo Financiero de Regions.

Además de reducir el impacto de las tasas de interés volátiles, las estrategias de cobertura de tasas de interés tienen el potencial de permitir que los deudores ahorren un monto importante del costo total de financiar una compra, especialmente si existe probabilidad de que las tasas suban. Para empresas con flujos de efectivo cíclicos,  incluso se pueden diseñar estrategias de cobertura de de tasas de interés con vencimiento en períodos de ingresos altos de efectivo, lo que aumenta más la posibilidad de predecir el gasto y reduce la probabilidad de incumplir con los pagos del préstamo.

Cómo fijar el cambio al tipo del día

Ahora la directora financiera piensa en la forma de  cobertura del tipo de cambio, que puede usar para mantener el tipo de cambio dólar-euro de hoy en lugar de tener que pagar al proveedor según el tipo de cambio del día de pago. Incluso si el euro se aprecia a lo largo de los próximos dos años, a medida que paga las cuotas del equipo, no deberá pagar más.

"Si uno quiere saber hoy el precio que pagará en seis meses o un año, una estrategia de cobertura del tipo de cambio es la forma de lograrlo", dice Lambeth.

Sin embargo, si la CFO bloquea el tipo de cambio y el euro se deprecia, podría perderse la oportunidad de tener un tipo de cambio más favorable. Lo mismo ocurre con cualquier estrategia de cobertura. Si, por ejemplo, la directora financiera recurrió a un swap de tasa de interés para garantizarse una tasa fija baja y las tasas caen, no pagaría la tasa más baja. El beneficio es que no corre riesgo si la tasa sube a lo largo del período de cobertura. El fin de la estrategia de cobertura es aumentar la posibilidad de predecir los precios, y esto tiene un costo.

La cobertura del tipo de cambio no es la alternativa correcta en todas las transacciones de comercio exterior. Por ejemplo, para las empresas que no pueden predecir de manera fiable cuándo les van a pagar, la cobertura de tipo de cambio no aporta ningún beneficio. Las transacciones internacionales de algunas empresas son solo un pequeño porcentaje de sus negocios totales, y podría no valer la pena recurrir a una estrategia de cobertura por sus costos asociados. Si los márgenes ya son suficientemente rentables, quizá sea más conveniente para una empresa asumir el riesgo del tipo de cambio en lugar de aplicar una estrategia de cobertura.

Suavizar la volatilidad en los precios de la energía

Por último, nuestra directora financiera analiza sus costos de ingreso. En este caso piensa en el costo de la energía necesaria para que funcione el equipo nuevo. La máquina que quiere comprar funciona con gas natural y más eficiente que la que tiene actualmente. Sin embargo, notó cierta volatilidad en los precios de la energía y sabe que el director ejecutivo tiene previsto ampliar la producción y posiblemente incluir un segundo turno, lo que aumentará el consumo de combustible. La CFO podría analizar una estrategia de cobertura de materia prima para ayudar a compensar cualquier posible cambio en los precios del gas natural.

¿Una estrategia de cobertura es la opción correcta para usted?

Comience por responder dos preguntas importantes. Primero, ¿qué porcentaje de mis costos totales corren riesgo si hay modificaciones importantes en las tasas de interés, el tipo de cambio o los costos de la energía? Si el costo total en el que podría incurrir a raíz de las fluctuaciones es pequeño, posiblemente una estrategia de cobertura no valga la pena. En segundo lugar, analice si es factible traspasar una porción de sus costos de energía a sus clientes.

"Si un fabricante no puede traspasar el costo más alto de consumo a su cliente, el tesorero o el director financiero deben calcular cuánto serán esos costos, para poder establecer los precios correctos", dice Peter. Las empresas con poder de fijación de precios por lo general traspasan la volatilidad de los costos a los consumidores en lugar de recurrir a una estrategia de cobertura. "Pero si la empresa no tiene esa ventaja, la cobertura le aporta la certeza que necesita y suaviza la volatilidad", dice.

Por dónde iniciar una estrategia de cobertura

Si nuestra directora financiera opta por una estrategia de cobertura para las tasas de interés, el tipo de cambio y los costos de energía, podrá saber cuáles serán sus costos el día que hace el pedido del equipo nuevo, lo que aumenta de manera sustancial la probabilidad de que la inversión realmente tenga rendimiento y aporte los beneficios que esperaba originalmente. Pero también debe tener en cuenta que entender bien cómo funcionan las estrategias de cobertura también lleva tiempo.

No tiene que intentar una cobertura para todos los riesgos la primera vez. Puede empezar de a poco, por ejemplo, con una estrategia de cobertura de parte del  riesgo por cambio de divisas  del pedido en lugar de por todo el riesgo. Luego podrá evaluar los resultados y usar esa información para decidir qué hará la próxima vez.

Si desea conocer más  sobre cómo adoptar una estrategia de cobertura para sus tasas de interés, tipo de cambio o riesgo de costo material, comuníquese con un encargado de relaciones bancarias de Regions.

Siguiente

En una escala del 1 al 5, donde 1 significa "No muy bueno" y 5 significa "Excelente", ¿cómo calificaría este artículo?

Oprima "Enter" para enviar su calificación

Calificar este artículo

Use este formulario para enviar más comentarios sobre la calificación otorgada.

¡Gracias por su calificación!

¿Desea brindar algún comentario?

¡Gracias por sus comentarios!

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.

Esta comunicación se brinda solo con fines educativos y de mercadeo general y no se debe interpretar como una recomendación o sugerencia sobre la conveniencia de adquirir, mantener o disponer de una inversión en particular; tampoco se debe interpretar como una sugerencia o indicación de que la inversión en particular o el curso de acción de la inversión descrita en la presente es adecuada para un inversor jubilado específico. Al brindar esta comunicación, Regions no se compromete a brindar asesoramiento imparcial sobre inversiones o en asesorar en su calidad de fiduciario.