Locura de consolidaciones: fusiones y adquisiciones en la industria de la salud en 2021

Locura de consolidaciones: fusiones y adquisiciones en la industria de la salud en 2021
Anterior

En 2021, las condiciones para las fusiones y adquisiciones en la industria de la salud deberían ser ideales.

Mike Mauldin, director del grupo especializado en la Industria de la Salud de Regions Bank, prevé que las fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) en el sector de atención médica, se acelerarán en el próximo año, incluso en relación con el ritmo rápido de 2020.

Las empresas de capitales privados, que han adquirido empresas individuales y acumulado todas las especialidades médicas disponibles en los últimos años, reciben flujo directo de dinero de los inversores. En este sentido, la Reserva Federal indicó que mantendrá bajas las tasas de interés en el futuro inmediato, lo que bajará el costo de las compañías que quieran pedir préstamos para cerrar tratos. Y si el mercado de capitales sigue en su recuperación, las empresas que cotizan en bolsa tendrán un valor más alto de absorción en sus acciones.

"Para los grandes, los que adquieren empresas, es un gran momento para hacerlo", dice Mauldin. "La pandemia demostró a algunos vendedores que no tenían el tamaño o la especialización necesaria para atravesar este tipo de retos".

Los cambios que atravesó la industria de la salud en 2020

Las fusiones y adquisiciones en el sector de atención médica continuaron durante la pandemia, pero a un ritmo más lento en relación con 2019. Para el segundo semestre de 2020, los volúmenes de negocios habían empezado a recuperarse y acelerarse a medida que se disipaban algunas de las incertidumbres de la primavera y el verano. La elección de 2020 aportó claridad acerca de la nueva administración, que probablemente habilitará un panorama regulatorio favorable para la atención médica, mayor cobertura y tasas de reembolso estables. Si bien es posible que la administración de Biden imponga más límites a través de las leyes antimonopolio, estas restricciones solo deberían afectar a los tratos más grandes.

El sector de la salud, y las percepciones del público acerca de la industria, han cambiado sustancialmente en el último año. En el país se observó la adopción de servicios menos convencionales como la telemedicina, que pasó de ser un servicio extra que por lo general no tenía reembolso a una alternativa fundamental para que los estadounidenses en cuarentena tuvieran acceso a atención médica.

"Con el tiempo, las personas determinarán cuáles son las alternativas que funcionan clínicamente a través del modelo de telemedicina y qué cosas se deben hacer de manera presencial por motivos de diagnóstico y tratamiento", explica Mauldin.

También hay un mayor énfasis en la atención médica a domicilio y los servicios de atención ambulatoria, que dieron continuidad al tratamiento de pacientes cuando los hospitales debieron asignar una parte o toda su capacidad a la atención de pacientes con COVID-19. Los múltiplos de EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) en esos sectores crecieron de manera sustancial de un año a otro.

La pandemia también amplificó algunas tendencias que ya se daban en la industria. Por ejemplo, las organizaciones de atención médica siguen buscando presencia en licitaciones para lograr sinergias en sus ganancias y optimizar sus operaciones. En este mundo dominado por la tecnología, con inteligencia artificial (IA) y registros médicos electrónicos (EMR, por sus siglas en inglés), y la tecnología de gestión de pacientes con una relevancia cada vez mayor, las organizaciones de atención médica más chicas suelen encontrar dificultades para costear el software y el personal técnico necesarios para competir con los grupos más grandes.

"Los gastos de capital pueden llevar a las personas por el camino de las fusiones y adquisiciones", dice Maudlin.

Además, la crisis del COVID exacerbó el movimiento de las porciones del sector que dependen de los seguros médicos hacia modelos nuevos de reembolso, como modelos de organizaciones de atención responsable y otras estructuras de cargos de afiliados, como la atención coordinada.

A modo de ejemplo, Maudlin cita un consultorio de atención primaria en particular de Florida, que está conformado por unos 500 médicos y proveedores desde Tampa hasta Naples. El grupo es una organización de atención responsable que presta servicios a Medicare, lo que implica que comparte los riesgos financieros de recibir reembolsos de cargo por servicio. El grupo tiene médicos internistas en el personal y es especialmente agresivo en su política de tratamiento de los pacientes de Medicare para cuidar su salud y que no deban ser hospitalizados. A pesar de los retos que enfrenta toda la industria a causa del COVID-19, a este grupo le sigue yendo bien.

Las ventajas de las fusiones y adquisiciones en el sector de la salud

Las compañías de atención médica buscan agrandarse a través de fusiones y adquisiciones tanto horizontales como verticales para encontrar valor estratégico. Pero, como siempre en el mundo de los negocios, el reto es fusionar las culturas y misiones de diferentes compañías. La ejecución lo es todo en las fusiones y adquisiciones exitosas, y esto es particularmente evidente en el sector de atención médica, con sus empleados y valores impulsados por un propósito claro.

En la industria de la atención médica, las fusiones y adquisiciones pueden ser convenientes por diversos motivos, según el grupo interesado. Para los pacientes, los beneficios de ir a un hospital o sistema de atención ambulatoria más grande  para recibir tratamiento incluye la posibilidad de mejores resultados clínicos por la mejor coordinación de la atención entre los diferentes proveedores, además de la facilidad y rapidez del contacto con el siguiente proveedor del proceso. Para los médicos, trabajar en una red más grande puede implicar un mejor modelo de atención, una sensación de estabilidad, acceso a las tecnologías y plataformas de servicios de emergencias más modernas, y la capacidad de concentrarse en la práctica de la medicina y no en las tareas administrativas. Sumarse a un grupo u hospital más grande también puede implicar que los médicos puedan ahorrar en muchos de los gastos que tendrían que cubrir en un consultorio más pequeño.

Fusiones verticales vs. fusiones horizontales

Hay dos tipos de fusiones en la industria de la salud que probablemente observemos el año que viene: verticales y horizontales.

Las fusiones verticales, que suponen combinaciones entre organizaciones que tratan pacientes a lo largo de todo el proceso, tienen la ventaja de capturar al paciente por un período más prolongado de tiempo, ya que los proveedores derivan a sus pacientes a otros proveedores y centros afiliados. Esto permite que los pacientes reciban buena parte de la atención que necesitan para, por ejemplo, una cirugía de reemplazo de rodilla, de la misma organización de atención médica, y que pasen de la rehabilitación durante la internación a un servicio de rehabilitación ambulatoria y luego atención médica a domicilio. Y los beneficios para las organizaciones son muy claros: están bien conformadas para tratar a un paciente no solo en un episodio en particular, sino de por vida. Este nivel de coordinación de la atención médica no solo permite obtener mejores resultados para los pacientes, sino que además es menos costoso porque reduce las complicaciones evitables y las segundas hospitalizaciones.

Según Mauldin, un ejemplo de integración vertical en fusiones y adquisiciones es una organización de rehabilitación para pacientes internos de Alabama que se amplió para prestar servicios de atención a domicilio y servicios de hospicio. La nueva red que crearon tiene objetivos específicos de coordinación de la atención de los pacientes entre la instancia de rehabilitación y la de atención a domicilio en cada uno de sus mercados, e implementa un sistema de mediciones constantes para garantizar la mejora continua de sus proveedores. Los grupos clínicos colaboran para crear procesos de atención, lo que propicia una mejor experiencia para los pacientes.

Sin embargo, las fusiones verticales pueden presentar algunos retos particulares. Por ejemplo, por lo general no propician la sinergia de gastos. Si las entidades fusionadas operan bajo diferentes modelos de reembolso por la atención, puede ser difícil lograr que algunas cambien el comportamiento. Y en las fusiones o adquisiciones entre hospitales, las operaciones interseccionales pueden ser difíciles, en parte porque la implementación de los registros médicos electrónicos (EHR) y otras bases de datos puede demorar de tres a cinco años. En este sentido, también puede ser difícil lograr que los proveedores compartan la información sobre los pacientes de manera rápida dentro de la organización para garantizar una atención sin interrupciones. En general, la ejecución puede ser el mayor impedimento para que una fusión vertical resulte exitosa.

En el otro extremo del espectro de fusiones, las fusiones horizontales o absorciones tienen otra lógica. Estos tratos tienen sentido cuando una organización de atención médica quiere ampliar sus líneas de servicio actuales o su alcance geográfico. Por lo general, una absorción busca consultorios médicos de la misma especialidad, dermatología, radiología o atención primaria, por ejemplo. Las organizaciones fusionadas adoptan un enfoque agresivo que genere sinergia en los gastos al unificar las funciones administrativas y reducir el personal de las áreas que no prestan servicios a los pacientes.

Mirar hacia adelante

A medida que crecen los negocios en 2021, la mayoría de los sectores de la industria de la salud verán un aumento en la actividad de fusiones y adquisiciones. Entre las áreas que mayor actividad se espera que haya se cuentan:

  • Atención médica a domicilio
  • Hospitales que se fusionan con sistemas más grandes
  • Proveedores de servicios ambulatorios, incluidas cirugías y diagnóstico por imágenes
  • Equipo médico duradero
  • Empresas y fabricantes de productos farmacéuticos
  • Enfermería especializada

Para los ejecutivos de la industria de la salud, este próximo año, aunque será uno difícil, presentará muchas oportunidades. Tiene sentido analizar dónde quiere que esté su empresa en cinco años y si tiene los recursos para lograrlo. Si la respuesta es no, una fusión o adquisición podría ser una movida estratégica lógica para todos los involucrados.

El grupo exclusivo para clientes de la Industria de la Salud conoce el sector en profundidad y puede aportar la experiencia, perspectiva y conocimientos necesarios para propiciar el crecimiento y desarrollo de nuestros clientes. Visite nuestro sitio web para ponerse en contacto directo con uno de nuestros representantes bancarios para la industria de atención médica.

Siguiente

Esta información es general y no pretende ofrecer asesoramiento legal, impositivo ni financiero. Aunque Regions considera que esta información es precisa, no puede garantizar que esté actualizada en todo momento. Las declaraciones u opiniones de personas a las que se hace referencia aquí pertenecen a dichas personas, no a Regions. Consulte con el profesional correspondiente respecto a su situación específica y visite irs.gov para conocer las normas tributarias actuales. Regions, el logotipo de Regions y la bicicleta de LifeGreen son marcas registradas de Regions Bank. El color de LifeGreen es una marca registrada de Regions Bank.